9 lugares indispensables que ver en Serbia

756

La ciudad de Belgrado ya tiene “per se” mucho qué ver. Sin embargo, todo el país serbio ofrece enclaves que, inevitablemente, agradarán al viajero.

Y es que Serbia es económica y fascinante. La única razón por la que ningún español se plantearía viajar a este país desde un primer momento es por los conflictos armados que hace largo tiempo asediaron la ciudad.

En la actualidad, no existe riesgo alguno y se trata de uno de esos países en los que el turismo está emergiendo. Adentrarse en Serbia tiene, además, un cierto carácter bohemio que le hace un país único en todos los aspectos posibles.

El top 9 de la capital Serbia

1. Isla Gran Guerra: Emplazada en la ciudad de Belgrado, es una isla fluvial que se encuentra de la misma manera que la Isla Margarita en Budapest. A diferencia de la de la ciudad húngara esta está deshabitada aunque si que es posible realizar una visita a la misma que, de seguro, será bien acogida.

2. Lago de Ledinci: Este es uno de los muchos lagos que existen en Serbia. Se trata de un lago de una extensión de 40kilómetros cuadrados. Tal vez uno de los elementos que más gustan a los viajeros es que se trata de un lugar dotado de una gran historia en el que se han rodado películas o vídeos musicales.

3. Cueva Resava: Este punto turístico se encuentra a  unos 150 kilómetros de Belgrado y se trata de una cueva con tres túneles y paredes de calcita. Destaca porque aunque su ruta turística es de apenas 800 metros, cuenta con casi 3000 metros de longitud.

4. Lago Palic: Este lago está considerado como uno de los principales al respecto y los viajeros se encontrarán con que merecerá la pena visitarlo y conocerlo.

5. Templo de San Sava (Belgrado): Se trata de la iglesia ortodoxa más grande de Europa y un verdadero punto de peregrinación en Semana Santa. Su ostentosa cúpula es solo uno de los muchos atractivos y, al encontrarse en Belgrado, es fácil visitarla.

6. Kalemegdan (Belgrado): Es otro de los principales monumentos de Serbia, ubicado en Belgrado. Esta fortaleza es particularmente turística y también se encuentra dentro de la ruta más transitada de la ciudad, siendo posible encontrarla como una de las principales atracciones cuando se viaja a Belgrado.

7. Ciudad de Belgrado: La urbe de Belgrado es una de esas capitales que nunca se tienen tanto en cuenta como se debería. Cuenta con innumerables atractivo y, sin embargo, nunca se ha tratado de una de esas ciudades turísticas que los viajeros han tenido en el punto de mira. ¿Y eso por qué? Quizas porque a nivel turístico no está tan explotada como otras ciudades a orillas del Danubio como Praga o Budapest. Tal vez porque hasta hace relativamente poco los viajeros no se sentían “cómodos” viajando a esta ciudad con numerosos conflictos en el pasado. Sin embargo, en la actualidad, los amantes de los viajes se han rendido a la evidencia al concebir esta ciudad como un magnífico punto de partida para sus aventuras. Algunas maravillas como el Kalemegdan que describimos previamente o el templo de San Sava son solo ejemplos de lo que Belgrado tiene que ofrecer.

8. Parque Nacional de Djerdap: Si lo que se desea es conocer este parque nacional, merecerá la pena hacerlo por separado ya que tiene innumerables maravillas con las que contar entre las que destaca su cañón, el desfiladero y la puerta de hierro que es quizás lo más destacable y reconocido. En la zona que se extiende a lo largo de más de 600 kilómetros encontramos innumerables lugares de interés y hoteles así como restaurantes.

9. Parque Nacional de Fruska Gora: Es el otro emplazamiento interesante para viajar en Serbia. Se trata de otro de los parques y en este caso los viajeros quedarán encantados con todas las características que puede aportar en lo que se refiere a la cultura monástica. Y es que hay más de una docena de monasterior de interés y muchos más con variados usos que pueden resultar atractivos y adecuados para los viajeros.

Cómo viajar por Serbia

La mejor manera de viajar por Serbia es en tren. Desde la ciudad de Belgrado hacia los Balcanes, la mejor opción será Balcan Pass pero no la única.

La empresa Czech así como otras diferentes pueden encontrarse para viajar entre las poblaciones serbias. Un requisito que se debe tener en cuenta es el de reservar el asiento con antelación ya que, a diferencia de lo que sucede en España, la reserva de asiento no va incluida en el precio del billete por lo que se puede encontrar un gran inconveniente en viajes de entre tres y siete horas.

Fuente: http://es.travel2be.com

SIN COMENTARIOS