Agitación en los Balcanes

709

La lucha geopolítica por los Balcanes continúa. En Montenegro, la campaña electoral se está calentando. La oposición nunca había tenido tan bien preparada la campaña. En la actual situación pre-electoral en Montenegro, los partidos y coaliciones más grandes de la oposición son: Frente Democrático, Clave de Gran Coalición, Montenegro Democrático, y Partido Social-demócrata de Montenegro. El frente democrático es el partido de oposición más grande en Montenegro cuya campaña empezó el 5 de septiembre en Niksic. El Frente Democrático es el partido opositor mejor organizado en Montenegro. El principal lema del frente democrático antes de las elecciones es “Nosotros o él”, con “él” significando Milo Djukanovic [actual presidente de Montenegro]. La Clave de Gran Coalición está compuesto por, el Partido Socialista del Pueblo de Srdjan Milic, Demos de Miodrag Lekic y Goran Danilovic, y Acción Reformista Unida de Zarko Rakcevic. Miodrag Lekic será el principal candidato de la coalición Clave. Hay sospechas de que esta coalición es el jugador de  reserva de la embajada de EEUU.

Montenegro Democrático fue fundado en 2015, y el líder es Aleksa Becic, que es uno de los políticos más jóvenes en el país. Su lema es “victorias, no divisiones”. El Partido Socialdemócrata es el partido del anterior presidente del parlamento montenegrino, Ranko Krivokapic. Su partido ha sido un socio fiel de Djukanovic durante 18 años, pero ahora se presenta como un partido de la oposición. Es importante saber que Ranko Krivokapic es uno de los principales jugadores de la embajada de EEUU. En estas elecciones, El Partido Democrático de Socialistas de Milo Djukanovic tendrá una vez más buenas condiciones para robar votos.

Milo Djukanovic, presidente de Montenegro
Milo Djukanovic, presidente de Montenegro

Según las estimaciones, el censo electoral incluye a más de 30.000 votantes fantasma. Para un Estado con un pequeño número de ciudadanos y votantes, estos votos pueden ser decisivos. Pronto descubriremos si el último dictador europeo se baja del poder. Sin embargo, Djukanovic ya ha sufrido un severo golpe, y este golpe fue dado desde el exterior de Montenegro. Candidato republicano a la presidencia de EEUU, Donald Trump, en parte de su video electoral dedicado a los Balcanes dijo:

“Tomen ejemplo de los Balcanes, Serbia y déjenme decir Montenegro. ¿Por qué los EEUU quieren instalar una base militar en el pequeño país turístico, cuando existe un serio potencial militar en Grecia, Italia, Hungría e incluso en Kosovo? ¿Por qué Obama empezó una amistad con una figura política tan marginal como Djukanovic, una personalidad que está profundamente involucrada en actividades tales como el contrabando y una organización mafiosa internacional que organiza el comercio en narcóticos y armas, y que con eso él hizo reconocible a su pequeño país? ¿Qué ha conseguido Obama de esta amistad, probablemente sólo odio desde el pueblo montenegrino a los Estados Unidos además de la tristeza e infelicidad dejada atrás por Clinton y Bush?”

En Bosnia y Herzegovina, la situación es incluso más tensa. El presidente de la República Srpska, Milorad Dodik, a pesar de la gran presión de occidente, no se dio por vencido, y realizó un referéndum. El 55,67% de los votantes participaron y el 99,81% declararon que ellos quieren celebrar el 9 de enero como el día de la República Srpska. Este referéndum fue un tema importante para los serbo-bosnios, que están sujetos a discriminación desde el fin de la guerra. Después del referéndum, occidente ha intensificado las amenazas al presidente de la República Srpska (Milorad Dodik). Pero lo que marcó el referéndum fue el apoyo abierto de Moscú para la República Srpska. Al actuar así, Rusia deja sabido que protegerá a sus aliados en los Balcanes. Los EEUU han intentado presentarse a sí mismos como un protector de la constitución en Bosnia y en todos lados. Pero son precisamente los EEUU quienes no respetan la ley, tanto local como internacional. El mejor ejemplo de esto es con Serbia y su provincia sureña de Kosovo. Los EEUU y la OTAN, contraviniendo el derecho internacional, bombardearon Serbia y Montenegro, y entonces ocuparon la provincia serbia sureña de Kosovo.

La constante de todas las políticas de EEUU en los Balcanes es la destrucción de todo lo que sea serbio. Pero las cosas han cambiado. Para decepción de los EEUU, Rusia es cada vez más activa en los Balcanes y la dictadura blanda de los EEUU en los Balcanes está llegando lentamente a su fin.

Desgraciadamente, hay una alta probabilidad de que los americanos no abandonen los Balcanes sin guerra. El presidente del comité militar de la OTAN el general checo, Peter Paul, dijo recientemente en Split (Croacia) que Serbia y la República Srpska, debido a la creciente influencia rusa, representan una seria amenaza a los estados miembro de la OTAN en los Balcanes que todavía es, dijo él, una fuente potencial de conflicto. Inmediatamente añadió que la OTAN, por supuesto, debe “disuadir a los oponentes y defender a sus miembros contra cualquier amenaza”. ¿Qué tipo de mensaje hace esta declaración por el presidente impuesto tras una conferencia del comité militar de la OTAN y solamente algunos días después de que el ministro de Estado alemán para Europa, Michael Roth, dijera en Belgrado que Serbia tendrá doble apoyo alemán si está determinada en su intención de ser parte de la UE y no de Rusia? En otras palabras, el dilema ha sido formulado de la siguiente manera: Si quieres estar con Rusia, entonces la guerra te aguarda. Pero la historia serbia nos enseña que los serbios siempre han estado dispuestos a pagar un alto precio por la libertad. De nuevo lo harán si es necesario.

Por: Slavisa Batko Milacic

Fuente: http://katehon.com/

Comentarios

SIN COMENTARIOS