Ana Popovic: la hechicera de la guitarra

368

Reconocida como una de las más grandes seis guitarristas de nuestro tiempo, les ofrecemos diez particularidades de la llamada “sol abrazador serbio”.

1. Ana Popović nació el 13 de mayo de 1976 en el casco antiguo de Belgrado, Serbia (en ese entonces, Yugoslavia). Su padre, Milutin, que aun toca la guitarra y el bajo, a menudo invitaba a amigos a su casa para sesiones de jam sessions. También tenía una impresionante colección de blues, y álbumes de soul. Fue en este ambiente que la Popović se crio, primero practicando en la guitarra de su padre a la edad de 15 años.
2. Con su primer maestro de música siendo su padre, ella lo superó rápidamente. Aunque no era una familia adinerada, sus padres contrataron a un tutor privado de guitarra para ella. Aprendió rápidamente, sorprendiendo a su maestro desarrollando su propio y único estilo. Ella formó su primera banda, Hush, mientras estudiaba diseño gráfico en la universidad. Pronto estaban tocando en más de 100 conciertos al año. Dos años después, Hush lanzó su álbum de debut, Hometown.


3. En 1998, logro una beca en el Conservatorio de Música de Utrecht, en los Países Bajos. Estudiando guitarra para jazz, formó la banda Ana Popović un año después, con el fin de pagar los gastos de matrícula. La banda despegó, llegando a ser extremadamente popular en las escenas de la música holandesa y alemana. Aparecieron junto a artistas como Buddy Guy, Taj Mahal, Double Trouble y Eric Gales. En 1999, firmó un contrato discográfico con Ruf Records, y el 2000, viajó a Memphis para grabar el álbum, Hush !.
4. En el 2003, se convirtió en la única artista europea continental nominada para el Premio WC Handy de “Mejor Artista Nuevo”. En el Rhythm & Blues Fest de Bélgica, fue invitada al escenario por Solomon Burke, quien inmediatamente la invitó a acompañarlo durante el resto de su gira. Mientras ganaba premios de blues, también ganó el prestigioso premio francés “Jazz a Juan-Revelation”, por sus contribuciones al género de la música de jazz. El 2006, Popović se convirtió en la primera artista europea invitada en el legendario Rhythm & Blues Cruise. Ella es también la única guitarrista femenina que aparecerá en la gira dela Experiencia Hendrix, 2014 – 2017.

5. En su apartamento del piso 11 de Belgrado, era un enclave conocido como la “Sala Azul”. Allí, escuchando y discutiendo blues, soul y rock, la Popović y su padre compartieron sus mejores momentos. En 2015, después de diez años de intentar de convencerlo, Ana grabó un álbum con su padre. El disco, Blue Room, de Ana y Milton Popović, que es una colección de la música en la que creció. Artistas como Robert Petway, Jimmy Reed, John Lee Hooker y John Lennon, tuvieron sus canciones originales magistralmente cubiertas por el dúo. Milton (Milutin), le enseñó a hablar inglés escuchando clásicos álbumes de blues.
6. La Popović estuvo en la portada de la primera edición del American Blues Scene Magazine, el 2013,
7. Es madre de dos hijos, la Popović cree que pasar tiempo con sus hijos es más importante que viajar. Ana, cuando está en casa, apaga la televisión y las computadoras puntualmente a las 5 de la tarde, para su espacio con la familia.

8. Cada disco que produce expresa específicamente a algún momento en su vida. Su último lanzamiento, se titula “Trilogy “.
9. Mientras estudiaba música en los Países Bajos, Popović se convirtió en una fanática de la música de jazz. Es un género que incorpora en su música todavía hoy. La combinación de jazz y blues puede parecer complicada, pero se inspiró en artistas antes que ella. A menudo se ha dicho que su influencia principal era Albert King. Sin embargo, también las guitarras de los blues de Gary Clark, Jr. y Ronnie Earl. Ella aprendió la guitarra de la diapositiva escuchando a Elmore James, y a Bukka White, y ella lo interpreta sin problemas, pero uno puede oír siempre la influencia del jazz de sus días de la universidad en la mezcla.
10. Ana a menudo ha sido criticada por sus opciones de vestuario provocativo y sexy. Un par de ejemplos son su foto de leggy el 2013, y aún más la portada de su lanzamiento del 2012, “Incondicional”. Que produjo la ira de los puritanos del blues, que asumieron a que ella utilizaba el viejo truco, del “sexo vende,” adagio para cubrir por falta de talento. Nada más lejos de la verdad.

Comentarios

SIN COMENTARIOS