Apoyo masivo en Serbia al padre que protesta en silencio por la muerte de su hijo en un accidente de tránsito

307

Bojan-Jovanovic-Brankov-most-4-800x533Bojan Jovanović, padre de un joven belgradense que fue atropellado por un automovilista que escapó, se para todas las tardes desde el 3 de agosto de 2014 durante 40 minutos al lado del lugar donde su hijo fue atropellado, hace ya varias noches, por el conductor de un Mini Morris Countryman en el Puente de Branko, Belgrado. Luka Jovanović, de 21 años, estaba arreglando su auto con varios amigos en el puente Branko cuando un vehículo que venía en dirección contraria lo atropelló. Luego de estar en coma por dos días, murió por las lesiones sufridas.

Su padre, sin consuelo, ha declarado que seguirá yendo todos los días a las 4:30 p.m. al lugar y permanecerá allí por 40 minutos hasta que el conductor del Mini Morris, que huyó del lugar luego de atropellar al joven Jovanović, sea identificado y encarcelado. Bojan Jovanović se sorprendió al ver que otros 350 residentes serbios se unieron a él en el puente de Branko el 10 de agosto para mostrar su apoyo. Bojan dijo al sitio de noticias en línea serbio, Telegrad.rs —que también invitó al público a que apoyara la protesta— que vió en las redes sociales las invitaciones para unirse a su reclamo, pero no esperaba una convocatoria de tal magnitud.

pravo-na-zivote

Jovanović también aclaró que él no tuvo nada que ver con la publicidad de la protesta en las redes sociales o la invitación a unirse a ella, y que su familia tiene una buena relación con los policías que se encuentran investigando la muerte de su hijo; también declaró que cree que las autoridades están haciendo todo lo posible.Jovanović dijo a Telegrad.rs: «Estoy aquí hoy para prevalecer; no por Luka, que ya no está, sino por todos nuestros hijos».

Sin embargo, algunos creen que las autoridades no están haciendo lo suficiente para encontrar al conductor del vehículo que huyó de la escena. Entre ellos se encuentra el director de Comité para la Seguridad del Tráfico, Damir Okanović, quien dijo a la red serbia B92 lo siguiente:

Okanović] enfatizó que es dificil aceptar que la policía no haya identificado al vehículo en 15 días [desde la fecha del accidente] cuando el video que recibieron los medios de Belgrado [por parte de la policía] muestra claramente que es un vehículo «mini morris» [muy raros en Belgrado].

Según Okanović, «El video no es el único hilo conductor. También existen datos provenientes de las estaciones de base de teléfonos móviles y partes del vehículo que se encontraron en el lugar. Cuando se junten todas esas pistas, la búsqueda podrá reducirse a una cantidad específica de personas, y un trabajo operativo podrá confirmar si alguna de esas personas estuvo involucrada en el accidente»

Con respecto a las declaraciones hechas por los oficiales, según las cuales las cámaras individuales de Belgrado son inútiles y está desactualizadas, Okanović destacó que entonces es tiempo de cambiarlas, y que existen fondos para hacerlo:

«En los últimos cinco años, según la Ley sobre Seguro de Tráfico, se han asignado ocho millones de euros. De esos ocho millones, no se gastó ni un centavo, de los fondos para vigilancia por video, para comprar cámaras en Serbia. Por otro lado, nadie sabe qué sucede con ese dinero».

También declaró que en el caso de la muerte de un joven de 21 años, surgen preguntas que cuestionan si la reacción de la policía fue la adecuada desde el comienzo.

Grupos de ciudadanos, como la asociación Blog Open, de blogueros serbios, parecen estar de acuerdo con los dichos de Okanović. Blog Open también se unió a la protesta de Bojan Jovanović promocionando la protesta en las redes sociales y en su blog:

Teniendo en cuenta que los testigos aseguran que el vehículo era un Mini Morris «Countryman» (que hay muy pocos en Serbia y Belgrado) y considerando que todos los medios en Serbia, excepto [el medio estatal] Politika, se llamaron al silencio sobre este asunto (con la plausible recomendación de hacerlo), la sospecha y el temor de que alguien esté protegiendo al conductor prófugo han provocado reacciones apasionadas en las redes [sociales], lo que ha llevado a los ciudadanos de hacer clic y marcar como favorito, a salir a los puentes a apoyar al padre de la víctima.

La misma pregunta se hacen los 350 belgradenses que se juntaron en el puente de Branko: ¿Quién es el conductor del Countryman? ¿A quién se está protegiendo?

Los usuarios de Twitter hicieron saber a los funcionarios del Ministrerio del Interior que Bojan Jovanović no está solo en su protesta silenciosa, y que se debe encontrar de modo inmediato al conductor del Mini Morris negro que atropelló al joven y huyó del lugar.

Escrito porDanica Radisic

Comentarios

SIN COMENTARIOS