Burek para desayunar, almorzar ó cenar

1503

Burek, es una de las delicias que todo viajero que visita Serbia debe probar. Lo encontrará, en sus distintas versiones, de queso, verduras, con carne, etc.
La masa con la que se hace se llama Yufka, más conocida por nosotros como masa Filo.
Aunque su origen es turco, guarda un fuerte arraigo en todos los países del antiguo Imperio Otomano, gozando de gran popularidad en toda la Península Balcánica.

Se suele presentar de forma enrollada, recordando a las Ensaimadas o en forma alargada, cortando los trozos del tamaño de la bandeja del horno y acomodándolas unas junto a otras.

Depende del relleno se le da un nombre u otro. Si es con carne picada se le llama Burek. Si está relleno de espinacas y queso, entonces se le denomina Zeljanica. Si solamente es de queso, Pita Sirnica. Si no lleva nada Burek de Agua. Al de patata, se le llama Krompirusa.

En serbia generalmente lo puedes comprar en las panaderías en raciones individuales y te lo cobran según el peso que tenga el corte. Ademas es recomendable acompañar el burek un yogurt sin sabor y no solamente porque es su acompañante mas delicioso sino que ayuda a que no caiga pesado al estomago.
Y todo el que ha visitado serbia, vuelve con la misma opinión: además de ser deliciosos, hay panaderías a cada paso que das.

Aunque las recetas pueden variar, les dejamos para comenzar esta:

Ingredentes:
100g de puerros
120g de cebolla
500g de carne picada (400g de ternera y 100g de cerdo)
4 huevos
1 cucharadita de pimentón dulce
2 cucharadita de sal
60g de aceite de oliva virgen extra
10 láminas de pasta brick
70g de mantequilla derretida para pincelar las láminas

Instrucciones:
Ponemos la cebolla y los puerros en el vaso y trituramos 5 segundos, velocidad 5. Bajamo los restos de tapa y paredes hacia las cuchillas, con la ayuda de la espátula.
Añadimos el aceite y sofreimos 3 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.
Incorporamos la carne, los huevos, el pimentón y la sal. Programamos 10 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad 1. Reservamos.
Hacemos dos filas de cinco láminas de pasta brick cada una, superponiendolas una sobre la otra, para que queden bien unidas. Pincelamos con la mantequilla derretida.
Repartimos la carne entre las dos filas de pasta brick que hemos preparado, y enroscamos la pasta alrededor de la carne y luego enroscasmos la pasta brick sobre si misma. La colocamos sobre la bandeja del horno, previamente forrada con papel de hornear y repetimos la operación. Pincelamos con la mantequilla derretida.
Metemos al horno previamente a 180ºC durante 35-40 minutos o hasta que la pasta brick esté tostadita.

Comentarios

SIN COMENTARIOS