Los mas grandes caballeros serbios

306

En el libro “Guerreros Santos”, de Predrag Milivojevic, se reconstruyen los grados de los caballeros serbios, poniendo en primer lugar al principiante – el más joven y al último al mas grande caballero serbio – tal y como en el karate se hacen los grados en el cinturon:
1. Jovan Stanojevic
2. Banovic Strahinja
3. Monah Avakum
4. Duke Momcilo
5. Boško Jugović
6. Príncipe Vojislav
7. Principe Mutimir
8. Starina Novak
9. Stojan
10. Zeka Buljubaša o Goli Zeka
11. Marko Kraljevic
12. Vojvoda Sinđelić
13. Karadjordje
14. Un héroe desconocido
15. Živojin Mišić
16. Despot Stefan Lazarević
17. Dusan Silni
18. Bolen Dojčin
19. Miloš Obilić

Guerreros con armadura, sin defecto ni miedo

Kraljevic Marko defiende a los pobres, tiene a su caballo Šarac (caballo poco comun del que tienen los caballeros ya que tenia muchas manchas), un mazo, con seis puntas de oro (un caballero no existe sin simbolos de luz y sol), sin embargo el antes de alcanzar el grado del mito de caballero, su meta es el cumplir la regla del codigo de los caballeros, lo que lo convierte en un luchador: el lucha con sigo mismo, mas que contra su archi enemigo turco Musa Kesedzija.

Avregonzandose y quejandose:

“Ay de mi, por Dios querido, 
como pude matar al mejor de mi”

El pecado y el arepentimiento es un cumplido en la cristianizacion del mito de los caballeros.

El rey Vukašin tambien se arrepentia cuando mataba a alguien que era “mejor que el”, el duque Momčilo hacia lo mismo.

Por eso es que los caballeros serbios se diferencian de los demas: la victoria no te hace ser caballero. No es de caballero ganar en Kosovo, es por eso que la derrota no molesta al poeta Milan Rakić cuando escribe el verso: 

“Guerreros con armadura, sin defecto ni miedo”

La derrota no es una debilidad en los caballeros de Kosovo

El mito serbio, los caballeros, como ningun otro, reconoce que de los caballeros hay mas grandes, fuertes y mejores – que el caballero serbio no es Superman, ni Hercules, que es mas cercano al hombre que a Dios, y le corresponden el pecado y el arrepentimiento.

Comentarios

SIN COMENTARIOS