Zar Serbio Dušan

338

Stefan Uroš IV Dušan Nemanjić fue Rey de Serbia (1331-1345) y el primer zar serbio (1346-1355). Nació alrededor del año 1308 y murió en 1355. Fue el mayor gobernante serbio de la historia. Perteneciente a la dinastía Nemanjić, bajo su liderazgo Serbia consiguió su máximo esplendor y apogeo, durante el siglo XIV. Con su muerte, desapareció también el Imperio Serbio.

La vida como gobernante de Dušan transcurrió en un panorama político complicado y turbulento. Los serbios vivían el avance de los turcos otomanos por Anatolia hacia los restos del decadente imperio de Constantinopla, heredero del Imperio bizantino.

Al mismo tiempo, en el norte, los húngaros aparecían como una nación emergente en Europa, hasta el punto de entremezclarse con el Sacro Imperio Romano Germánico. El resto de los Balcanes era un caos político, dividido en cuatro potencias principales; el despotado de Epiro, los antiguos ducados francos de Acaya y Atenas, Bulgaria, y las posesiones venecianas.

Morea y Tracia seguían perteneciendo al imperio griego, mientras que el norte de Macedonia era disputado entre los bizantinos, los búlgaros y los serbios.

Primera etapa de gobierno
Uroš Dušan consiguió el trono de su padre, gracias a una intriga palatina de los nobles serbios partidarios de la guerra contra los bizantinos y deseosos de posesiones en Tracia y Macedonia. Stefan Dečanski, su padre, era aliado de los griegos, y por esta razón en 1331 fue destronado en pro de su hijo.

Dušan, según lo pactado con la nobleza eslava, comenzó su reinado atacando a los griegos en Macedonia, con la ayuda de un militar bizantino renegado que le ayudó a capturar Prilep, Ohrid, Vardar y Kastoriá entre otras ciudades de Macedonia.

La diplomacia bizantina, sin embargo, consiguió volver contra Serbia al rey húngaro, deseoso de conquistar la región de Rascia para Hungría. Se cerró así la primera etapa guerrera de Stefan Dušan contra Bizancio, concluida con una paz muy costosa, aunque logró retener para sí algunas ciudades del norte de Macedonia, e inició una etapa de guerra en el norte de Serbia.

La frontera norte

Posteriormente, los serbios lanzaron una contraofensiva contra los húngaros (1335) expulsándolos de Rascia, y conquistando la región serbia bajo control húngaro de Moesia. Durante los años siguientes, se desarrolló un conflicto por mantener esta posesión, que finalizó con una paz que supuso una derrota para los húngaros.

Sin embargo, a raíz de una guerra civil en el imperio bizantino en la que Dušan tomó parte, se desarrolló un nuevo conflicto contra Luis I de Hungría de la dinastía francesa Anjou, y que culminó con la inesperada victoria de los serbios. Más tarde, el conflicto reaparecería, pero los húngaros no lograrían volver a controlar la región de Moesia durante el reinado de Dušan.

Guerra griega y expansión por el sur

Dos conflictos más sucedieron en Grecia en los que Dušan estuvo implicado: el primero fue la Guerra civil bizantina, en la que se alió con el pretendiente ilegítimo al trono, Juan Cantacuzeno, que subiría al trono imperial bizantino más tarde como Juan VI Cantacuzeno.

Sin embargo, Cantacuzeno demostró ser un pésimo militar. No consiguiendo éxitos con los soldados cedidos por Dušan (considerados los mejores de los Balcanes), decidió sobornar a la guardia personal del rey serbio, y los mandó atacar las ciudades bajo control de éste.

Dušan, de acuerdo con sus aliados los venecianos, empezó a negociar con la emperatriz Ana, antagonista de Juan Cantacuzeno, acordando el cese de las hostilidades. Juan VI Cantacuzeno pidió ayuda a los turcos, consiguiendo vencer a los serbios.

No obstante, la guerra finalizó con la coronación de Stefan Uroš IV Dušan como Zar (César eslavo) en 1346.

La segunda guerra civil la desataron el emperador Juan V Paleólogo (hijo de la emperatriz Ana y aliado de los serbios) y Juan Cantacuzeno. Ambos recurrieron sus aliados: Paleólogo de los serbios y búlgaros, y Cantacuzeno con los turcos otomanos, enemigos de los selyúcidas.

Ambos ejércitos se enfrentaron en 1350, con la derrota de la alianza serbo-búlgara. Los efectos fueron nefastos, los turcos se apoderaron del estrecho de Galípoli, estableciendo una base en Europa. Más tarde, en 1354, se formó una coalición cruzada que lideraría Dušan, pero murió antes de poder luchar contra los musulmanes.

Muerte

Stefan Uroš IV Dušan murió en 1355, cuando su poder y su fortuna estaban en el punto álgido, aunque los acontecimientos en Hungría dieron un giro en su favor antes de morir, entrando Hungría en guerra contra sus antiguos aliados venecianos. Tras la muerte de Dušan, la nobleza serbia y los húngaros y búlgaros se repartirían su imperio, hasta la dominación osmanlí, que acabó con todo rasgo occidental en los Balcanes.

Comentarios

SIN COMENTARIOS