Celebración de Badnje Veče y Navidad en Argentina

175

El pasado martes 6 de enero se celebró en la Iglesia San Sava, las vísperas de Navidad. Ofició el Archimandrita Kirilo, Sustituto Administrador de la Diócesis, junto con el Presbítero Esteban Jovanovich, párroco de la Iglesia San Sava, y el Archidiácono Rafailo. El coro, dirigido por la hermana Rebeca, cantó las oraciones del servicio de Navidad en en serbio y en castellano.

10922843_10204527344915969_1951745086917117091_n
Participó de la celebración, la delegación de la Embajada de Serbia en la Argentina, encabezada por la sra. Tatiana Conic, Encargada de Negocios de la Embajada.
Al final del servicio, el clero seguido del pueblo se dirigió hacia fogón para quemar los tradicionales “Badnjak”, al canto del Tropario de Navidad.

10897831_10204527345555985_4193134147487752257_n

En el momento de la quema del Badnjak, los fieles apreciaron en el cielo un arcoíris, señal de que la naturaleza creada por Dios participaba de esta alegre manera, de los festejos por el Nacimiento de su Creador.
Luego de la quema de los Vadnjaki, los presentes disfrutaron de una rica comida de ayuno (debido a que el ayuno de Navidad culmina con la Liturgia de Navidad).
En la Fiesta del Nacimiento de nuestro Señor, Dios y Salvador Jesucristo, se celebró la Divina Liturgia Navideña en la Catedral de la Natividad de la Virgen. Celebró festivamente el Archimandrita Kirilo, Sustituto Administrador de la Diócesis y Párroco de la Catedral, junto con el Presbítero Esteban Jovanovich , el Archidiácono Rafailo y el Protodiácono Nikola Radish.
La delegación de la Embajada de Serbia en la Argentina, encabezada por la sra. Tatiana Conic, también se hizo presente en la Iglesia para celebrar la Navidad.
El servicio divino se ofició en los idiomas serbio y castellano, y sus bellos himnos de profundidad teológica elevaron el entendimiento de los fieles hasta las alturas del inexplicable misterio del Nacimiento – en la carne – de Cristo, quien es Eterno Dios:

Al final de la Divina Liturgia, se sirvió un exquisito almuerzo festivo, preparado por la Comisión de la Catedral, la Hermana Lidia y la colaboración de los fieles.

Comentarios

SIN COMENTARIOS