Décimo aniversario de la expulsión de serbios de Kosovo y Metohija y la quema de iglesias y monumentos cristianos medievales. (Video)

406

crkvaHoy se cumplen diez años desde que fueron expulsados de sus hogares en Kosovo y Metohija 4.012 serbios. Durante la ola de violencia que se tomo esta sureña región de Serbia fueron asesinadas 19 personas, de las cuales 8 eran serbios, mientras que 11 albaneses murieron peleando contra las fuerzas de paz establecidas desde 1999. Fueron confirmados 170 serbios, como también una decena de fuerzas de paz que  estuvieron en el conflicto con los locales albaneses protegiendo a los serbios y a sus propiedades. Durante el conflicto fueron derrumbadas 8000 casas serbias, quemadas 35 iglesias cristianas Ortodoxas, 18 monumentos a la cultura, entre las cuales se encontraba la de nuestra señora de Ljeviska en la ciudad de Prizren. Ese templo, es uno de los mas representativos monumentos de la Serbia medieval, centro episcopal de la Iglesia Serbia Ortodoxa en la edad media, recibió su monumental forma durante el gobierno del Rey Milutin (1282-1321), aunque antes de el era la sede del  obispado de Prizren de la iglesia Ortodoxa Serbia. La iglesia fue renovada varias veces, primera liturgia en ella fue hecha seis años después, pero las huellas de la devastación y el incendio aun no han sido retirados. En el  2006 fue puesta en la lista de los monumentos bajo la protección de la UNESCO, y hace poco que en vez de la KFOR la protege la policía de Kosovo, quienes legitiman a toda persona que se acerca al monumento. Según los datos del Obispado de rasko-prizren, desde el abril de 2004, el numero total de las iglesias destruidas es de 100. El tribunal internacional y los jueces en Kosovo y Metohija procesaron siete casos de destrucción y enjuiciaron a 67 personas a penas entre 21 mes a 16 años de cárcel. La causa y la excusa para la destrucción fue la campaña de los medios albaneses quienes acusaron a los serbios de la región que con los perros echaron atraves del rió Ibar a un grupo de niños de la aldea de Chabor cerca de Zubin Potok del grupo uno se ahogo en el río, y esta información ERA FALSA!

La investigación de UMNIK concreto que las acusaciones eran falsas, y el potpatrol de la interpol Nerc Sing declaro que los “niños sobrevivientes” de la tragedia “estaban bajo una fuerte presión de los periodistas albaneses y políticos para acusar a los serbios de la aldea vecina”. El terror de los extremistas albaneses fue condenado por el consejo de seguridad de la ONU, como también por la Unión Europea, el parlamento del consejo europeo el 29 de abril de 2004 aprobó la resolución

Comentarios

SIN COMENTARIOS