Dónde nacen los candados del amor

Los candados del amor se originaron tras la historia de Nada, una maestra serbia que se enamoró de un oficial llamado Relja en la ciudad balnearia de Vrnjačka Banja.

Al llegar la Primera Guerra Mundial, Relja tuvo que viajar al frente en Grecia, donde se enamoró de una mujer de Corfú y rompió su compromiso con Nada, quien murió muy poco después.

Los candados del amor nacen en SERBIA

Qué significan los candados de amor

Nada murió debido a que le rompieron el corazón, aseguran las mujeres de Vrnjačka Banja, y para proteger a sus propios amores comenzaron a escribir el nombre de ambos en candados y a colocarlos en el puente donde la mítica pareja se encontraba a diario.

Después del año 2000, esta costumbre se extendió a toda Europa, pero no siempre por las mismas razones. En el Puente Milvio de Roma las personas cuelgan candados del amor a causa de la novela Tengo Ganas De Ti, del año 2006, obra del italiano Federico Moccia.

En Paris, los candados comenzaron a aparecer en varias obras consideradas patrimonio arquitectónico de la ciudad, como el Pont des Arts (Puente de las Artes), el Pont de l’Archevêché (Puente del Arzobispado) y la Pasarela Léopold Sédar Senghor.

Era el año 2010 cuando la ciudad comenzó a preocuparse por esta expresión de amor en los monumentos públicos. Una noche, desaparecieron, pero aunque se creía que había sido el municipio, el responsable era un estudiante de Bellas Artes que los quitó para hacer una escultura.

Entonces volvieron los candados a llenar la ciudad y hoy se los encuentra nuevamente en el Pont de l’Archevêché, en 11 puentes a través del río Sena y en otros monumentos de la ciudad, como las pasarelas Canal Saint Martin.

En el año 2014, se creó la campaña “No Love Locks”, que intentaba salvar las obras arquitectónicas de la invasión de candados proponiendo otras alternativas. La ciudad comenzó a colocar en sus monumentos un tipo de vidrio especial que evita la colocación de los candados del amor.

Los candados de los enamorados hoy en día se pueden ver en todo el mundo. En la ciudad de Nueva York comenzó una actividad llamada “locksport”, que consiste en organizarse y retirar candados de los sitios públicos. Un grupo de aficionados comenzó quitando los del Puente de Brooklyn.

En Canadá, hay preocupación por el aspecto paisajístico, ya que se han comenzado a colocar candados de amor en el Wild Pacific Trail (Camino Salvaje del Pacífico) en Ucluelet, la pasarela de Corktown y el Puente del Humber.

Por: Pedro González

Fuente: https://okdiario.com

Comentarios