El adiós a uno de los grandes

225

El mundo del ajedrez lamenta la desaparición física de uno de sus más elevados cultores; una leyenda del ajedrez contemporáneo, el maestro Gligoric, de Serbia.

Precisamente, dos semanas antes del inicio de la XL Olimpiada de Ajedrez de Estambul, nos llega una lamentable noticia: hoy ha fallecido el gran maestro yugoslavo Svetozar Gligoric; una de las más grandes leyendas del ajedrez de todos los tiempos.

La prensa serbia nos informa que el maestro Gligoric, caballero del ajedróez y la amistad, ha fallecido a los 89 años en el Centro de Emergencias de su ciudad natal: Belgrado, como consecuencia de un ACV (accidente cerebro vascular).


El maestro Gliga en su estudio

Efectivamente, Svetozar Gligoric había nacido en Belgrado el 02 de febrero 1923;  durante su vida activa se desempeñó como ajedrecista, entrenador, periodista y organizador de eventos ajedrecísticos. De allí que una de sus facetas más destacadas fuera la de escritor, comentarista y columnista de ajedrez. De hecho, su libro sobre el Match del Siglo (Sapasky – Fischer, 1972), fue traducido de todo un éxito editorial en varios idiomas: inglés, español, ruso, etc. Igualmente vale destacar que durante años se desempeñó con éxito como columnista de  las revistas Chess Life y Chess Review.


Gligoric con Nedejlkovic, Kazic y Ragozín

De niño cursó estudios de primaria en el colegio “Rey Pedro” lugar donde inicia su aproximación al ajedrez a los 11 años. Posteriormente a los 15, gana su primer torneo de importancia y a los 16 el título de maestro de ajedrez. Ya como jugador profesional obtuvo el título de Maestro Internacional en 1950 y el de Gran Maestro al año siguiente  (1951).

Con justicia Gliogoric ha sido considerado unos de los más grandes ajedrecistas del S. XX; durante más de veinticinco años (entre las  décadas  de 1950, 60 y 70´s), estuvo entre los jugadores mejor ranqueados del planeta. Por ejemplo, en su extenso currículo conseguimos que en 1938 ganó  el campeonato del Club de Ajedrez de Belgrado en 1938; el campeonato de Yugoslava en doce oportunidades: 1947, 1948, 1949, 1950, 1956, 1957, 1958, 1959, 1960, 1962, 1965 y 1971.


Gligoric y Spassky  en un acto protocolar (2008)

Igualmente ganó grandes torneos internacionales como los de Mar del Plata 1950, Estocolmo 1954, Belgrado 1964, Manila 1968, Lone Pine 1972 y 1979; así mismo empató el primer lugar en Hastings, en 1951, 1952, 1956, 1957, 1959, 1960, 1961, 1962 y 1963. Así mismo  en campeonatos europeos logró un total de 10 medallas (4 de oro, 5 de plata y 1 de bronce).

Por su elevada comprensión del juego y su calidad estratégica, clasificó en tres oportunidades en el durísimo ciclo de candidatos para el Campeonato del Mundo los años 1953, 1959 y 1968.


Match Keres vs. Gligoric (de pie)

El maestro Gligoric tuvo enfrentamientos memorables contra varios de los campeones del mundo del ajedrez: Botvinnik, Smislov, Petrossian. Spasky, Fischer, Kárpov y Kaspárov. En este sentido, sus resultados fueron:  Mijaíl Botvínnik +2-2=5, Vasili Smyslov +5-7=21, Tigran Petrosian +7-10=10, Mijaíl Tal +2-11=19, Boris Spassky +0-5=15, Bobby Fischer +4-6=6, Anatoly Karpov +0-4=6 y Gary Kasparov -3; para un total de 20 victorias, 48 tablas y 82 derrotas para un 29,33% valor este que no refleja necesariamente la calidad de las obras producidas.

Sin embargo entre sus logros más significativos estuvieron relacionados con su participación en quince olimpiadas de ajedrez entre los años de 1950 y 1982; alcanzando precisamente en Dubrovnic (Yugoslavia, 1950), la medalla de oro por equipos.

Vale señalar que como primer tablero asistió a su país en 13 oportunidades; alcanzando un 63.9% de los puntos producto de 88 victorias, 109 tablas y 26 derrotas en 223 apariciones. Este excelente registro le permitió ganar un total de 13 medallas olímpicas (2 de oro, 6 de plata y 5 de bronce); marca difícil de igualar.


Dos gigantes del tablero: Gliga y Karpov

Uno de los aportes más importantes del maestro Gligoric está relacionado con la teoría de las aperturas. Fue un refinado teórico que llevó sus hipótesis a la constatación práctica; inclusive ante los grandes del tablero. En este sentido, sus contribuciones más importantes estuvieron relacionadas con los sistemas  India del Rey, Ninzo India, Siciliana y Ruy López.

Por sus grandes logros deportivos fue declarado el mejor atleta de Yugoslavia en 1958; pero en 1975 recibió el premio nacional AVNOJ y la alta Orden Bratistva Jedinstva con corona de oro (Yugoslavia) y Medalla de Nemanja de la Primera Orden (Serbia).

Por otra parte su polifacética inteligencia y curiosidad por el conocimiento le facilitaron el estudio de la música ya en edad avanzada. Según referencias de prensa, al frente de su instrumento preferido, el piano, publicó su primer CD de música titulado “Cómo sobreviví al siglo 20”, con 12 composiciones de diversos géneros.


Gligoric ante su otro tablero: el piano

Según fuentes serbias, la Ministro de Juventud y Deportes, la gran maestra  Alisa Maric, envió sus condolencias a la Federación de Ajedrez de Serbia sobre la muerte de Svetozar Gligoric.“En nombre del Ministerio de Juventud y Deportes, y en el mío propio, quiero expresar mis condolencias y profundo pesar por la muerte del mejor jugador de ajedrez de Serbia de todos los tiempos, y sobre todo el hombre valioso y noble, el Gran Maestro Svetozar Gligoric. Nuestro Gliga trajo la fama mundial a la yugoslava y serbia de ajedrez, y era un maestro y modelo a seguir para las generaciones de jóvenes jugadores de ajedrez. Fue un honor conocerlo desde hace décadas y aprender de él”.


Blanco y Gligoric en un descanso del Congreso FIDE de Halkidicki – Grecia (2009)

Los amantes del ajedrez hemos perdido a uno de los más grandes. Descanse en paz Svetozar Gligoric, maestro de maestros y gigante del ajedrez.

Comentarios

SIN COMENTARIOS