El día cuando Alemania de Hitler castigó Belgrado

La Operación Castigo: El bombardeo de Belgrado – 06/04/1941,
fue una operación militar aérea de la Luftwaffe sobre la ciudad de Belgrado, capital del Reino de Yugoslavia, como paso previo a la invasión del país por las potencias del Eje. Los ataques tuvieron lugar los días 6, 7, 11 y 12 de abril de 1941.

A las 05:15 horas, la Luftflotte 4 al mando del General Alexander Löhr, una poderosa formación dotada de 210 aparatos de caza, 400 bombarderos y 170 aviones de reconocimiento, ha desatado una ofensiva aérea (Unternehmen Strafgericht) contra la ciudad de Belgrado, sede de la camarilla serbia que ha osado rebelarse contra la alianza del Eje. Las fuerzas aéreas yugoslavas, por su parte, cuentan con 400 aviones, incluidos 144 cazas, 160 bombarderos y 40 aviones de reconocimiento.

Desde bases áreas instaladas en Austria y Rumanía, una fuerza de 300 bombarderos, de los cuales una cuarta parte son Junkers Ju 87 Stuka, acompañados por numerosos cazas, han dado inicio al asalto. Los bombarderos en picada se han dedicado a silenciar las defensas anti-aéreas yugoslavas mientras los bombarderos medios, principalmente Dorniers Do 17 y Junkers Ju 88, atacarón la propia ciudad. El primer asalto se ha llevado a cabo en tres oleadas distintas separadas entre sí quince minutos y cada una con una duración de unos veinte minutos. Por lo tanto, Belgrado fue sometido a una lluvia de bombas durante casi una hora y media.

Los bombarderos de la Luftwaffe, dirigerón su esfuerzo principal contra el centro de la ciudad, donde se encontraban situados los principales edificios gubernamentales.

El asalto de la Luftwaffe causó la muerte de 17.000 civiles, una cifra escalofriante que supone el record en lo que se llevaba en el momento de la II guerra Mundial. En el colmo de las desgracias para Yugoslavia, la población de las localidades y pueblos cercanos se había desplazado masivamente a Belgrado para las celebraciones del Domingo de Ramos. Todos los medios de comunicación entre el Alto Mando yugoslavo y las fuerzas situadas en el frente quedarón virtualmente destruidos, y después de haber asestado este golpe mortal al centro nervioso del enemigo, la Luftwaffe ha procedido a volcar su esfuerzo en objetivos militares tales como aeródromos, rutas de comunicaciones, concentraciones de tropas, y al apoyo de las tropas de la Wehrmacht, que simultáneamente dieron el inicio a la ofensiva por tierra. Cientos de aviones yugoslavos fueron destruidos en tierra.

Comentarios