El queso más caro del mundo: cuesta $1.000 dólares el medio kilo

734

Crease o no, el queso más caro del mundo no proviene de las vacas ni de las cabras, sino de los burros. Está hecho en una granja en Serbia a partir de la leche de burros de los países balcánicos y cuesta $1000 dólares el medio kilo. Es un producto con una consistencia que se deshace y es popular por su intenso sabor y su salinidad natural.

 queso de burra

Se conoce como el “queso Pule” y proviene de las manadas de estos animales que viven en una reserva natural llamada Zasavica. Una de las razones por las cuales es tan costoso es porque los burros no dan mucha leche y tienen que ser ordeñados a mano tres veces al día. Aparentemente, 15 de ellos producen 3 litros y medio, pero se necesitan 13 litros para hacer medio kilo de queso. Sin embargo, los que habitan en ese espacio producen suficiente cantidad como para hacer alrededor de 90 kilos por año, lo que lo hace muy difícil de conseguir.

pule-donkey-cheese-550x309

Estos ejemplares domésticos son muy populares en la zona, pero la maquinaria moderna hizo que el hombre prescinda de su uso. Muchos de ellos fueron sacrificados o abandonados y hoy esta reserva es uno de los pocos lugares donde se puede encontrar esta especie en peligro de extinción. Es por eso que el queso “Pule” es una manera muy efectiva de promover la conservación de los burros balcánicos, haciendo énfasis en sus cualidades.

Interesantemente, se hizo conocido en 2012, cuando se rumoreó que el tenista serbio, Novak Djokovic, había gastado gran parte de lo que había ganado en un torneo para comprar toda la oferta disponible. Si bien se comprobó que esto era falso, mejoró la situación de los granjeros. Después de ese episodio, los fanáticos tuvieron que pagar grandes fortunas en Mercado Libre para adquirirlo.

pule-donkey-cheese2-550x310

El manager del lugar, Jovan Vukadinovic, afirmó: “Estamos produciendo leche de burro todo el tiempo por 40 euros el litro. Es muy nutritiva y ayuda a fortalecer la inmunidad de los bebes. Como estábamos llenos de animales y teníamos abundante suministro, decidimos intentar hacer queso”.

Sin embargo, se cree que las propiedades del lácteo de burro también fueron usadas por la reina Cleopatra, que la utilizaba como un tratamiento de belleza para la piel. Incluso, aún en tiempos modernos se utiliza como un ingrediente de la cosmética.

Comentarios

SIN COMENTARIOS