En Serbia encuentran rastros de contaminación por metalurgia de 5.600 años de antiguedad

348

Un equipo internacional de científicos ha encontrado en Serbia la evidencia más antigua de contaminación atmosférica por fundición de metales en la Tierra y data de hace unos 5.600 años, donde comenzó la Edad de Bronce en esa región y nació la metalurgia a gran escala en Europa.

Ésta es la conclusión de un estudio realizado por científicos de Francia, Reino Unido y Rumanía, y publicado en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’, que sitúa el origen de la primera contaminación ambiental causada por seres humanos en torno al año 3600 antes de Cristo.

En aquel entonces se desarrollaba la primera lengua escrita conocida en Mesopotamia (el sumerio), Gran Bretaña aún estaba en la Edad de Piedra y aún quedaba cerca de un milenio para que se levantaran las primeras pirámides de Egipto.

Algunos registros arqueológicos anteriores de hachas, azuelas y abalorios ya mostraban rastros de la Edad de Bronce en los Balcanes, pero ahora puede saberse más de aquel periodo por la contaminación que dejaban atrás.

Los metales se extraen de sus minerales a través de un proceso conocido como fundición, lo cual libera partículas microscópicas de plomo a la atmósfera, que luego son transportadas por el viento a grandes distancias hasta que se asientan en el suelo.

Las turberas son repositorios ideales para estas partículas porque el transporte atmosférico es la vía principal por la cual los contaminantes pueden llegar a estos sitios. El hecho de que las turberas crezcan con pequeños incrementos de capas cada año muestra una clara historia del entorno en el que crecieron. Cuando se preparan muchos análisis químicos de edades conocidas de las muchas capas del humedal, se puede desarrollar una secuencia de contaminación cambiante.

OESTE DE SERBIA

El nuevo estudio se basa en las concentraciones cambiantes de plomo en un depósito de turba en el oeste de Serbia y encuentra evidencia de niveles elevados de plomo que datan del año 3600 antes de Cristo, aproximadamente. 

Se trata de la contaminación ambiental por metales más antigua conocida en la Tierra y sitúa a los Balcanes a la vanguardia del periodo de descubrimiento y desarrollo metalúrgico en la Edad de Bronce más temprana.

Anteriormente, la contaminación ambiental europea más antigua que se conoce ocurrió alrededor del año 3000 a.C. en el sur de España. El nuevo hallazgo lo retrasa unos 600 años. De hecho, Europa occidental tardaría un milenio más en alcanzar el mismo desarrollo metalúrgico.

La contaminación por plomo en los Balcanes ha continuado casi desde entonces. Esas mismas turberas muestran picos en el nivel de contaminación durante el final de la Edad de Bronce y durante la época romana. En este momento, los Balcanes eran conocidos en todo el mundo romano como una de las principales fuentes de plata utilizada para las monedas. Como la plata se encuentra regularmente en los minerales junto con el plomo, la fundición de plata libera mucho plomo a la atmósfera.

Tras la caída del Imperio romano en el año 476 d.C., la contaminación por plomo aumentó, lo que indica que la población balcánica continuó con la sólida cultura de minería y fundición desarrollada por los romanos, que siguió durante la llamada ‘Edad Oscura’, cuando los bárbaros expulsaron a los romanos. Los únicos periodos de reducción de la contaminación por plomo coinciden con momentos de peste, pero siempre de corta duración.

Comentarios

SIN COMENTARIOS