Fruška gora

548

El nombre del Parque nacional proviene del nombre de la montaña del mismo nombre (una palabra derivada de Frug – “Roman”), y preserva la memoria a una comunidad étnica que desapareció hace mucho tiempo de estos lares. Esta montaña solitaria en la llanura de Panonia, con flujos que pasan entre montañas, fue declarada el Parque nacional en 1960.

fruska gora 2

Gracias a vastos y únicos restos fósiles de flora y fauna, Fruška gora se llama el “espejo del pasado geológico.”

Los pastos y campos fértiles, viñedos y huertos, decoran las cuestas de Fruška gora, mientras que las áreas que se encuentran en altitudes superiores a 300 metros, están cubiertas de densos bosques. El valor especial y la perla de Fruška gora son los 16 monasterios ortodoxos, famosos por su específica arquitectura, tesorerías, bibliotecas y frescos. Fruška gora esconde numerosos sitios arqueológicos de los tiempos prehistóricos e históricos.

fruska-gora-najava

La flora de Fruška gora es muy diversa y específica. En la zona central del Parque Nacional, hay cerca de 1500 especies de plantas, entre las que más de 40 tienen es estatus de rarezas naturales de Serbia. De más de 30 especies de orquídeas existentes, 18 especies son de importancia internacional. Fruška gora es un conjunto forestal, pero la antigua zona forestal cubría 130000 hectáreas, mientras que en actualidad sólo hay 23000 hectáreas.

El ser humano en el pasado allanó una gran parte del bosque de Fruška gora, por lo que en estas áreas potencialmente boscosas hoy principalmente se hallan prados, campos, viñedos y huertos, y los bosques que quedan se encuentran principalmente en la parte superior en una posición inclinada y con fuertes procesos erosivos, e incluye principalmente los límites del parque nacional.

La fauna de Fruška gora es muy rica y diversa.

La red hidrográfica es muy densa y relativamente distribuida correctamente. Las aguas superficiales se presentan en manantiales, pozos, una red hidrográfica densa, estanques y lagos artificiales.

 Fruskagora8

En tiempos prehistóricos, Fruška gora ha sido predominantemente poblada en las orillas del Danubio. La montaña cubierta por el bosque sólo servía para la caza o en busca de refugio temporal en momentos de peligro. En tiempos antiguos, durante la época de romanos, Fruška gora se llamaba alma mons – una colina fértil, lo que indica que en esa época también estaba cubierta de árboles y habitada por una fauna diversa.

Esta parte de llanura de Panonia ha sido a lo largo de la historia el sitio de acontecimientos históricos turbulentos que a menudo han llevado a la desaparición de la antigua población y al surgimiento de una nueva población de personas. En ese tiempo, fortalece la organización de la iglesia y Srem recibe obispos, y en el siglo XIII, la diócesis. En Banoštar a finales del siglo XII se fundó un monasterio benedictino. Incursiones turcas en Srem de 1390 y en 1392 anuncian un nuevo capítulo en la historia inquieta.

Desde el comienzo de la Edad Media en este lugar llegan muchas naciones dejando después huellas de sus civilizaciones

Entre el 1941 y 1945 toda la zona de Fruška gora es un escenario de peleas, cobijos y refugios. Los testigos de los hechos de este período son numerosos monumentos memoriales de los cuales el más significativo es el de Iriški venac.

Monasterios de Fruška gora son un grupo único de edificios religiosos de la época entre los siglos XV y XVIII. De los 35 monasterios construidos hoy se han preservado 16.  Se encuentran bajo la protección de la UNESCO como un valor cultural e histórico.

Dentro del Centro de Información trabaja el servicio de guía que tiene la capacidad de dar lecturas a visitantes, tanto en la naturaleza como en el edificio con proyecciones de video, especialmente de películas sobre la naturaleza de Fruška gora. En el Centro de Información se encuentra una exposición naturalista que mejor representan los valores naturales y culturales del Parque nacional.

Comentarios

SIN COMENTARIOS