Golija

654

Una firma canadiense de gran renombre, especializada en la construcción de pistas de esquí, ha evaluado que la montaña de Golija, ubicada en Serbia, podría ser un brand turístico no solo serbio, sino mundial. De momento, Golija es parque natural y una de las 400 reservas de la biosfera en el mundo, y en los últimos años centro turístico cada vez más concurrido.

Los expertos canadienses consideran que Golija puede acoger unos 70 mil esquiadores por día, capacidad que tiene Kopaonik y Stara Planina juntas. Además de ello, la montaña tiene una buena configuración del terreno y condiciones climáticas favorables, que permiten que la nieve se mantenga durante una buena parte del año.

El desarrollo del turismo de invierno en esta montaña comenzó hace más de una década y se va desarrollando por etapas, de modo que ahora existen tres teleféricos y seis pistas de esquí. Por disposición del Gobierno de Serbia, Golia ha sido declarada en 2001 parque de la naturaleza, mientras que la UNESCO le otorgó el estatus de reserva de la biosfera, de modo que todo lo que proviene de esta montaña lleva el sello de reserva de la biosfera. Es conocida por la calidad de sus cereales y papas, diversas frutas,y sobre todo por las extensas plantaciones de frambuesa.

En Golija se encuentra el pico mas alto de Serbia sudoccidental, Jankov Kamen, de 1833 de altura. Se desconoce cómo obtuvo su nombre esta montaña, tanto más por cuanto que vista desde cualquier perspectiva, se presenta como una inmensa mole, y es en cuanto a la abundancia de bosques una de las más ricas de Serbia. Una experiencia muy especial es la visita al lago de Dajičko, que se halla a 1500 metros de altura en un ambiente de naturaleza intacta. Las bellezas de Golija se comparan a las de Suiza y abarcan una superficie de más de 53 mil hectáreas. Dispone de magníficos terrenos de esquí y es una región magnífica para el desarrollo del turismo de verano y de invierno.

Orlan la montaña distintas especies vegetales, entre las que destaca el arce endémico. En opinión de los ecologistas, la flora de esta montaña comprende la cuarta parte del mundo vegetal de Serbia en su conjunto. En otros tiempos, la montaña estaba más habitada. Hoy día en ella viven unas 10 mil personas, mayormente ancianos, quienes se dedican a la agricultura. Cultivan papa, manzanas, frambuesa, ciruelas. Abundan en sus claros distintos tipos de hierbas medicinales. En la parte de la montaña que se llama Bele Vode (aguas blancas), quizá debido al gran numero de manantiales, se ha desarrollado el procesamiento de setas, las que se exportan. Teniendo en cuenta el hecho de que provienen de una reserva de la biosfera, su precio alcanza los cien euros por kilogramo.

Golija tiene también su patrimonio cultural, que consiste en los monasterios medievales de Studenica y Sopoćani, los cuales figuran en la Lista del Patrimonio Mundial de la Cultura. Al pie de la montaña se encuentra la ciudad de Ivanjica, a través de la cual discurre el río Moravica, conocido por el puente pétreo de inicios del siglo pasado, y el cual es el puente de un arco más grande de la península balcánica.

Comentarios

SIN COMENTARIOS