Home Noticias Agresion a Serbia Hoy 24 de marzo es el 19 aniversario del bombardeo de Serbia...

Hoy 24 de marzo es el 19 aniversario del bombardeo de Serbia a manos de la OTAN

En una tarde de primavera, hace 19 años, el entonces secretario general de la OTAN, Javier Solana, ordenó realizar un ataque militar contra territorio soberano yugoslavo. Los primeros bombardeos con misiles, que abrirán paso a la intervención de la fuerza aérea que duraría 78 días.

Durante la Operación Fuerza Aliada, que duró 78 días entre el 24 de marzo y el 10 de junio de 1999, la OTAN lanzó un total de 2.300 misiles contra 990 objetivos y 14.000 bombas sobre el territorio de Yugoslavia.  Sólo en la capital, Belgrado, cayeron 212 bombas. 

Durante 79 días de la agresión de 19 países mas poderosos del mundo contra un país de apenas 10 millones de habitantes, cínicamente bautizada como Angel of Mercy, se han utilizado las armas prohibidas por las convenciones internacionales como uranio empobrecido, gases tóxicos, minas antipersonales soltadas con paracaídas, bombas de racimo que también pueden llegar a funcionar como minas antipersonales, napalm negro, bombas de grafito para imposibilitar el suministro de la energía eléctrica a la población civil (ya que el ejercito cuenta con sus propias redes), y dicen hasta fumigaciones para envenenar cosechas. Yugoslavia incluso sirvió de polígono de  pruebas para examinar nuevas armas como por ejemplo la bunker búster GBU-28, una bomba de 2273 kilos de peso, que lanzada desde un avión F-15  especialmente acondicionado para poder transportarla, puede abrirse camino por debajo de la superficie de la tierra y perforar el hormigón antes de explotar dentro de un bunker. Arma que sirve también para atemorizar la población civil que no está segura ni siquiera dentro de los refugios subterráneos. bombardeo de la otan

Durante los bombardeos, la legislación internacional ha sido violada de diferentes formas; la OTAN ha creado verdadera catástrofe humanitaria causando grandes desplazamientos de la población; bombardeando columnas de refugiados que volvían a sus casas; atacando las embajadas de terceros países, destruyendo buena parte de la infraestructura civil de la República Federal de Yugoslavia, declarando como objetivo legítimo el edificio de la televisión pública yugoslava, intentando asesinar el presidente de Yugoslavia bombardeando su residencia y otros sitios donde suponían que podría estar; devastando edificios de las oficinas, hospitales, colegios desestabilizando así intencionadamente toda la zona para poder justificar su presencia allí.  Así, para supuestamente proteger un millón de refugiados albaneses, el nivel de vida de otros nueve millones de yugoslavos tuvo que retroceder hasta los niveles propios para refugiados. Ha sido brutalmente asesinado mas de dos mil de ciudadanos yugoslavos, tres cuartas partes de ellos civiles y entre ellos varios centenares de niños. El daño material causado asciende hasta astronómicos 100 mil millones de dólares. 

La pequeña Milica Rakic murió en el baño de su departamento, tenia solo 3 años

La OTAN nunca ha comunicado sus perdidas pero entonces Jefe del Estado Mayor del ejercito Yugoslavo Dragoljub Ojdanic declaró cinco días después del fin de la agresión que el ejercito yugoslavo había destruido 61 aviones, 30 aviones no tripulados, 7 helicópteros y 238 misiles de crucero. 

Olivera, Miroslav y Julieta murieron por las bombas de la OTAN!

Con el pretexto de parar la “catástrofe humanitaria” de los albaneses en Kosovo y Metohia. Agrediendo a un estado soberano, la OTAN ha violado la legislación internacional (Carta fundacional de la ONU) y su propio estatuto que entonces definía como una “alianza defensiva” limitando su campo de actuaciones al territorio de los países miembros. La agresión se ha llevado al cabo sin contar con el Consejo de Seguridad y en contra de Documento sobre la seguridad europea de Helsinki que ha sido firmado por los países miembros de la OTAN. También se han violado las constituciones de varios países miembros de la OTAN que no permitían la actuación de sus ejércitos fuera de sus fronteras sin el beneplácito de los respectivos parlamentos y la ONU. 

Comentarios