La ciudad medieval Maglič y el valle de lilas

947

En el valle del río Ibar, había una vez un monarca serbio que se llamaba el rey Uroš Primero. Como muestra de su amor por su amada,  reina serbia de origen frances, Hélène d’Anjou, a la que le dieron nombre Jelena Anžujska, plantó un gran número de lilas a lo largo del río ya mencionado, para que la señora se sintiera como en su casa.stari grad maglic

En medio del valle de las lilas, entre  el cielo o en la tierra, se eleva la gran fortaleza, la ciudad medieval Maglič.

Muchos  creen que su nombre viene de tremenda niebla que suele caer por debajo de sus cimientos. La ciudad (el término “ciudad” en Serbia medieval tenía un significado completamente diferente, y se refería a la fortaleza) Maglič fue construido sobre un acantilado a 150 metros por encima del río, en una de la rama occidental de la montaña Stolovi. En terreno muy áspero donde está rodeada en tres lados por el río, sólo para peatones, está disponible en el lado oeste. El alpinismo en Maglič siempre representa una verdadera aventura. Aquí les esperan los estrechos senderos sinuosos, los acantilados, el puente colgante…

Maglic fortress

Visto desde abajo parece casi inalcanzable como la corona real de piedra encima de una gran roca.

Maglič es una de las doscientas ciudades similares de Serbia medieval pero, por algo es muy especial y excepcional. Muchos lo consideran el clásico (académico) ejemplo de la arquitectura militar medieval serbia. Sobrevivió a todos los problemas y guerras, probablemente debido a su inaccesibilidad, y su función principal era proteger a la carretera a lo largo de la quebrada que une dos lugares eclesiásticos: a Žiča y al patriarcado de Peć y toda Raška (Rashka) de las incursiones enemigas desde el norte. Sin embargo, la característica más importante fue su control directo y protección de monasterio Žiča y el monasterio Studenica situados no muy lejos de aquí. Maglič está situado a 20 km al sur de Kraljevo.

maglic

Quién y cuándo fue el fundada  la ciudad de Maglič no sé sabe exactamente. Probablemente se originó en la primera mitad del siglo 13, pero los primeros registros escritos datan  de 1337, en los escritos del arzobispo Danilo. Hay varias teorías, de las cuales las dos son más aceptables. Según una, a Maglič la levantó Stefan Prvovenčani, y según la otra a Maglič la levantó  Jerina (Irina), la esposa del principe Đurađ Branković, conocida popularmente como maldita Jerina.

La ciudad tiene una forma irregular, adaptada al terreno sobre el que fue construido. Hay siete torres, de unos diez metros de altura y centrales, la torre del homenaje, que es dos veces más alto que las demás, se encuentra en el punto más alto de la fortaleza. La torre “Donžon” suele ser característica de las ciudades medievales y tenía la función de observación.

Tvrdjava-Maglic

El tamaño total es de aproximadamente 2.000 metros cuadrados. La ciudad es, por así decirlo, convertida en dos patios: el este y el oeste, en los que se encuentran los restos de los edificios: la iglesia de San Jorge, patrono y protector de la ciudad y los grandes palacios en el que algunos creen que es un maestro del palacio de la ciudad y la otra que era el palacio del arzobispo.

De todos modos, Maglič es sin duda una de las ciudades medievales más bellas y una de las pocas sobrevivientes, aunque a primera vista no se podría decir esto, dado el nivel de abandono y falta de cuidado en la etapa en que se encuentra actualmente. Ciertamente, es necesario renovarla y revitalizarla con el fin de preservar el desarrollo del patrimonio cultural y el turismo, ya que tiene un gran valor turístico.

Traducido para “Serbios Unidos” por Ivana Miljanić

Comentarios

SIN COMENTARIOS