La ciudadela de Kalemegdan

303

Kalemegdan en Belgrado

Belgrado es la capital de Serbia y es una hermosa ciudad con arquitectura antigua, uno de los sitios mas especiales de Europa del Este. Aquí, entre iglesias ortodoxas y museos, no debemos perdernos la visita a Kalemegdan, la ciudad fortaleza que mira a la ciudad con siglos de historia.

Detrás de las murallas de esta ciudadela hay restos de muchos pueblos: celtas, ávaros, hunos, griegos, romanos, húngaros, alemanes, turcos y eslavos varios. Especialmente los turcos han dejado aquí su huella ya que ocuparon Serbia durante nada mas y nada menos que 5 siglos (hasta 1878), y ellos llamaban a esta ciudad entre piedras fichir bair, colina de reflexión, ya que desde aquí el visitante puede reflexionar la historia de la ciudad de Belgrado.

Los celtas por su parte la bautizaron Singidunum, y desde ella corre la parte vieja de la ciudad con sus calles pintorescas, peatonales para pasear y sus calles céntricas donde vemos a los serbios ir de aquí hacia allá los días de semana. Del otro lado de los llamados 7 puentes vemos que la ciudad se expande cruzando los ríos Danubio y Sava y aparece la parte nueva de la misma, la que tiene los hoteles, las tiendas de marca, los bancos y seguramente nuestro propio hotel o albergue si decidimos viajar.

Kalemegdan en Belgrado

Si seguimos la orilla del Danubio, nos topamos con la parte del la ciudad que fue la frontera entre el Imperio Turco y el austrohúngaro y el punto exacto donde se acaba Europa del Este y comienza Europa Central. Bueno, ya lo sabes, si vas a Belgrado te subes a la cima de la Fortaleza Kalemegdan y disfrutas de las ruinas, las viejas pistas de patinaje y los tanques y demás armas de la Segunda Guerra Mundial. Tendrás las mejores vistas de la ciudad y sus dos caudalosos ríos.

Kalemegdan en Belgrado

Comentarios

SIN COMENTARIOS