La Cruz Roja de Serbia entre las mejores del mundo

315

crveni-krst_1La Cruz Roja de Serbia celebra este año el 138 aniversario desde su creación y del reconocimiento internacional. La organización, una de las primeras 15 en el mundo, se fundó en el lejano año de 1876, lo cual habla de las ideas y aspiraciones del pueblo serbio de aquella época. En la realización de los numerosos programas de la Cruz Roja están incluidos más de 60.000 voluntarios, de lo cual el 60% son jóvenes, por lo cual la Cruz Roja serbia puede elogiarse de ser una de las organizaciones humanitarias más jóvenes y masivas del mundo. Ampliamos en texto de Djuro Malobabic.

Durante los 138 años de existencia de la Cruz Roja de Serbia, en estos ámbitos ha habido un sinnúmero de desgracias: guerras, epidemias, hambruna, pobreza, refugiados, personas internamente desplazadas, catástrofes naturales, inundaciones, terremotos, inviernos duros, sequías… “A todos estos desafíos la Cruz Roja ha tenido que responder, y salir delante de ellos, ayudando honorablemente a los infortunados”, destacó el presidente de la Cruz Roja de Serbia, profesor doctor Dragan Radovanovic. Él recalca que la actuación continuada en atenuar los sufrimientos de la gente en apuros, ha contribuido a que se desarrollen las capacidades, las actividades y un elevado grado de pericia de los profesionales y los voluntarios. Según indica del profesor Radovanovic, en el año 2014 la actividad de la Cruz Roja se centrará en asegurar y proporcionar ayuda humanitaria a la población, además de que se planea ampliar el programa de los comedores populares a 36.600 usuarios en 75 ciudades y municipios. “Es preocupante el dato de que entre los usuarios de los comedores populares una tercera parte sean niños y personas de menos de 18 años de edad”, advirtió Radovanovic y anunció que este año 41.540 familias socialmente más amenazadas recibirán paquetes familiares de alimento y productos para la higiene. Una de las actividades de la Cruz Roja es también atender a 6.200 personas de edad avanzada, lo cual corre cargo de 54 organizaciones municipales. Por lo que respecta a la ayuda a los niños y personas jóvenes con discapacitación, en la ayuda se incluirá también a sus padres. El apoyo en la educación a los niños gitanos de grupos marginalizados tiene como objetivo incluir a los niños gitanos en el sistema educativo y reducir el porcentaje de los niños que abandonan las escuelas. Así, el año pasado en las actividades educativas e inclusivas se abarcó a más de 1.600 niños y sus padres. Una de las prioridades en este año va a ser la educación en la prevención y lucha contra la trata de personas. Integran la red de; programa de prevención del tráfico de personas más de 500 voluntarios, quienes realizan talleres informativos con unas 12.000 personas anualmente. La Cruz Roja trabaja de manera continuada también en la masificación de la donación de sangre, en la educación de prestación de los primeros auxilios, en la lucha contra la drogadicción, así como en proporcionar ayuda en la localización de los desaparecidos durante la guerra de los años 90 del siglo pasado. La actividad de la Cruz Roja ha sido desde su fundación ante todo de carácter humanitario, y una ilustración de ello es el dato de que a iniciativa de esta organización, en el año 1885 el rey Milán Obrenovic permitió el transporte de ayuda de las sociedades europeas de la Cruz Roja a través de Serbia para la población de Bulgaria, con la cual Serbia estaba en guerra a la sazón. Este es un ejemplo único de cooperación y respeto de las víctimas de la guerra y de la Convención de Ginebra, lo que le ha merecido a la Cruz Roja serbia reconocimiento en todo el mundo.

Comentarios

SIN COMENTARIOS