La madre serbia, Milica Tepić

La madre serbia, que esta representada en la fotografía de
George Skyring es el máximo símbolo del sufrimiento durante la guerra de nuestro pueblo. Detras de esta fotografía se esconde una difícil y trágica historia. La madre Milica Tepić huye de la persecución de los ustashas croatas con su hijo Branko y su hija Milica en la espalda. Con el dedo sobre su boca, le indica a su hijo que no hable. Su marido fue asesinado por los ustashas, su casa y el campo quemados. Solo quedo ella junto a sus pequeños hijos. Tres años después de la II Guerra Mundial, Milica muere de pena.

Esta misma historia fue repetida cientos de veces, no hubo guerras en donde la madre serbia no era el máximo símbolo de pureza, sufrimiento y amor. Despierta, humilde y nunca vengativa, ella iluminaba el camino hacia un futuro mejor.

Comentarios