La organización secreta Mano Negra

703

Fundada en Belgrado en 1911, la Mano Negra era una sociedad secreta que pretendía acabar con el dominio austro-húngaro en los Balcanes para instaurar la Gran Serbia unificada. Su líder era el jefe del servicio secreto serbio Dragutin Dimitrijevich, más conocido como coronel Apis, y su lema, “Unidad o muerte”.

Entre las acciones perpetradas por la Mano Negra figura el atentado de Sarajevo del 28 de junio de 1914, que costó la vida al archiduque Francisco Fernando, heredero del trono austro-húngaro, y de su esposa, la duquesa Sofía. Fue el detonante de la I Guerra Mundial. 

El objetivo declarado de la organización era lograr la reunificación en un único estado a todos los serbios, lo que implicaba el enfrentamiento con el Imperio austrohúngaro, que ocupaba Bosnia-Herzegovina, territorio que, según la organización, debía integrarse en un nuevo estado serbio. Algunos de sus miembros eran los conspiradores que habían planeado y llevado a cabo el golpe de Estado de junio de 1903.

La organización exigía obediencia total a sus miembros y ordenaba la ejecución de aquéllos que consideraba sus enemigos. Uno de sus miembros más destacados fue Dragutin Dimitrijević, conocido como “Apis”, uno de los confabulados más destacados del golpe de 1903. Fue heredera de la confabulación de había acabado con la dinastía Obrenović y perpetuó el poder de los conspiradores en la vida política del país, con consecuencias nefastas. Aumentó el poder de los conspiradores en la corte, el parlamento y los diversos gobiernos de comienzos del siglos XX.

Historia

El rey Pedro I de Serbia, algunos diputados y ministros conocían la existencia de la organización, pero no la combatieron. Las fuerzas armadas fueron reorganizadas tras el golpe de 1903 de acuerdo a los deseos de la organización, que también interfirió con la solicitud de préstamos en el extranjero.

Participó en las Guerras Balcánicas y fue en parte responsable del avance serbio sobre el norte de Albania en 1912.

La Mano Negra participó en la planificación y organización del asesinato del heredero al trono austrohúngaro, el archiduque Francisco Fernando de Austria y de su esposa Sofía Chotek en Sarajevo (véase Atentado de Sarajevo); el atentado y sus consecuencias fueron uno de los desencadenantes de la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, los autores de dicho atentado fueron miembros de la organización Joven Bosnia.

En 1916 Dimitrijević y otros oficiales fueron arrestados y juzgados en junio de 1917 en Salónica. En el juicio, muy controvertido, los detenidos fueron acusados de haber formado la sociedad secreta, teóricamente contraria al Estado y a la dinastía, planear el asesinato del regente y heredero al trono el príncipe Alejandro y haber negociado con Alemania. Las interpretaciones varían pero se supone que el príncipe deseaba acabar con la influencia de la organización que ya no le era útil antes de la liberación de Serbia. El 14 de junio de 1917 los principales acusados fueron condenados a muerte y ejecutados. Otros fueron condenados a penas de prisión y unos 180 oficiales internados en África, quedando así disuelta la sociedad por el Gobierno de Serbia y el regente.

Alejandro creó en su lugar otra organización con sus partidarios que ejerció influencia en la política yugoslava de entreguerras, la Mano Blanca.

 

Comentarios

SIN COMENTARIOS