Las costumbres del pueblo serbio

5326

selo_hlebLas costumbres del pueblo serbio provienen de tiempos antiguos y están relacionados con las creencias que se mantuvieron desde el período politeísta de la tribu serbia. Las costumbres pueblerinas están a menudo acompañadas por diferentes acciones misteriosas y místicas que el pueblo hace en diferentes ocasiones y por diferentes razones, creyendo que le ayudarán o servirán de algo.

El propósito de las costumbres pueblerinas es diferente. Sirven para que:

se proteja  la salud de la familia,

guarde y aumente la fertilidad y los bienes,

llueva y se empapen  los campos secos,

disminuyan y desaparezcan las nubes de granizo,

se enamore de uno su amado o  amada,

se cure un enfermo,

se haga daño a alguien, etc.

Existen muchas costumbres pueblerinas: para cada trabajo, acontecimiento, fiesta, buena o mala ocasión. En la historia las costumbres se multiplicaban, cambiaban y modificaban entre el pueblo.

Vuk Karadžić  (en cirílico: Вук Караџић) anotó muchas costumbres pueblerinas y gracias a su trabajo, conocemos muchos de estos hoy en día. En los últimos tiempos, Veselin Čajkanović (en cirílico: Веселин Чајкановић), un etnólogo serbio, se ha dedicado mucho  a las costumbres del pueblo serbio. Algunos de las costumbres más conocidas son:

La Slava

svetijovan_92f4cLa Slava es una costumbre serbia, ortodoxa y antigua que representa la celebración del día del santo protector de la familia y supone unos rituales especiales y la preparación de la comida festiva. La Slava es la fiesta de la familia, la célula básica del cristianismo, es el día en el que todos los miembros de la familia, orando, recuerdan a sus antepasados que celebraron el mismo día del santo protector. Los serbios celebran este día en su hogar, con toda la familia y amigos, comiendo los platos diversos y festivos en la atmósfera festiva.

Los santos cuyos días se celebran más a menudo en hogares serbios son: San Nicolás (en serbio: Свети Никола- Никољдан), San Juan el Bautista (en serbio: Свети Јован- Јовањдан), San Demetrio de Tesalónica (en serbio: Свети Димитрије- Митровдан), San Jorge de Capadocia (en serbio: Свети Ђорђе- Ђурђевдан) y San Miguel Arcángel (en serbio: Свети Архангел Михаило- Аранђеловдан).

Las costumbres navideñas

srpski-obicajiEl Ayuno de Navidad empieza 40 días antes de la misma Navidad y tiene dos aspectos: espiritual y carnal. El aspecto espiritual supone la abstinencia de los malos pensamientos y actos. Supone también la abstinencia de la comida grasosa, es decir, todo tipo de los alimentos de origen animal (carne, leche, productos lácteos, huevos). Se permite comer pescado durante los días prescritos.

Cuando llega el día antes de la Navidad, por la mañana, el hombre de la casa va por  el “badnjak” (una rama de roble más bonito en el bosque) que se trae a la casa al anochecer, es decir, cuando empiece la Nochebuena. La cena de la Nochebuena respeta las reglas del ayuno de Navidad estrictamente y el pan nunca se corta con un cuchillo sino que se rompe con las manos. Salvo este pan que se hace sin la levadura de pan, se come pescado, miel, el poroto al horno (en serbio: пребранац), igual que nueces,  manzanas, peras, ciruelas pasas, dátiles, frutas secas, almendras y avellanas.

Badnjak-BeogradEl ayuno termina cuando amanezca la Navidad, que los serbios celebran el día 7 de enero según el calendario juliano. Se cree que el día de la Navidad la primera persona que entra en la casa trae la buena suerte y esta persona se llama “položajnik”. Él saluda a todos los miembros de la familia con: “La paz de Dios, ¡Cristo ha nacido!” (en serbio: Мир Божији! Христос се роди!)  y estos le responden: “ ¡En verdad ha nacido!” (en serbio: Ваистину се роди!)

El almuerzo navideño es festivo y tiene que constar de algunos platos que solo se preparan para este día- “božićna pečenica” (carne asado de un cerdito completo) y “česnica” (el pan de harina de trigo) en la que se pone una moneda y que se rompe con las manos durante la comida. Él que encuentra la moneda tendrá la suerte durante el año que viene.

Las costumbres de la Pascua

El Gran Ayuno o la Cuaresma dura 40 días, desde El Lunes de Ceniza (en serbio: Чисти понедељак) hasta El Sábado de la Resurrección de Lázaro (en serbio: Лазарева субота). Durante el ayuno todos los días laborales se come la comida preparada sin aceite (en serbio: на води) y los sábados y los domingos se puede comer la comida preparada con el aceite (en serbio: на уљу).

El Sábado de la Resurrección de Lázaro (en serbio: Лазарева субота) se celebra un día antes del Domingo de Ramos (en serbio: Цвети), en la sexta semana de la Cuaresma. Ese día se conmemora la resurrección de Lázaro de Betania (en serbio: Свети Лазар из Витиније) y la entrada mesiánica de Jesús Cristo en Jerusalén, donde lo recibieron y saludaron los niños de una manera solemne. Esta fiesta, por lo tanto, es de niños y para niños que ese día van a la iglesia y sus padres les compran y les ponen al cuello unas campanillas colgadas en una tela tricolor como la bandera serbia.

La Pascua

La Pusuca es una fiesta móvil y se celebra después del Pésaj (en serbio: Пасха), una fiesta judía, el primer domingo después de la luna llena, tras el equinoccio de primavera o hasta ese mismo día, pero nunca antes del equinoccio. La Pascua no se puede celebrar antes del 4 de abril y después del 8 de mayo. Los huevos de Pascua se pintan y decoran el Viernes Santo, el día cuando no se hace ningún tipo de trabajo, menos ese. La gente se saluda con palabras: “¡Cristo ha resucitado!” (en serbio: Христос Воскресе!) y “ ¡En verdad ha resucitado!” (en serbio: Ваистину Воскресе!)

Las bodas y la costumbre de disparar a la manzana en frente de la casa de la novia

8876624La costumbre de disparar a la manzana para entrar en el patio de la casa de la novia es una de las costumbres que los serbios mantienen en sus bodas y hasta que no caiga la fruta, la novia no sale de casa porque su amado no es suficientemente bueno para casarse si no puede hacer lo que le piden. La familia de la novia, por supuesto, hace lo imposible para que la manzana sea lo más alto posible y hasta ponen el alambre alrededor de la manzana para complicar un poco más las cosas.

Es increíble, pero en el 99% de los casos, la manzana cae, aunque el novio no sea muy hábil y aunque todos los convidados teman de una bala perdida. Disparar a la manzana no es un trabajo fácil, sobre todo no después de la despedida de soltero en la que todos se relajan y beben un poco más. ¡Por eso, enhorabuena novios!

Cuando la manzana cae, se realiza la costumbre de comprar a la novia. A las mujeres no les gusta mucho esta costumbre, hasta lo consideran humillante, pero él perdura. A saber, en frente de las puertas del cuarto de la novia está su hermano que determina el precio de su hermana, y el novio o el padrino de boda regatean. En esta ocasión el hermano gana una buena cantidad de dinero, pero algunas veces ocurre que los convidados roban a la novia, es decir, el novio entra por la ventana de su cuarto y la roba. Por supuesto, se trata de una broma que hace el día un poquito más alegre.

Cuando la novia sale de casa, sus padres le dan un vaso de cristal con vino para que lo beba. Cuando lo hace hay que tirar el vaso al suelo. Si el vaso se rompe, la novia tendrá un hijo varón, y si no se rompe, una hija. Estamos seguros de que los futuros abuelos toman un vaso muy frágil.

Traducido para Serbios Unidos por Jelena Blažić

Comentarios

SIN COMENTARIOS