Las peores inundaciones en un siglo dejan 30 muertos en Bosnia y Herzegovina y en Serbia

192

Al menos treinta personas han muerto en las inundaciones de estos tres últimos días en Bosnia y en la vecina Serbia, uno de los peores balances en más de un siglo en estos países y que podría empeorar.

“Más de 20 cuerpos han sido trasladados hasta ahora a la morgue de Doboj”, declaró el sábado Obren Petrovic, el alcalde de esta ciudad del norte de Bosnia, al canal público FTV.

El anterior balance para Serbia y Bosnia juntas era de al menos 16 muertos, seis de ellos en Doboj.

En Serbia, donde el balance oficial es de tres víctimas, las autoridades anunciaron el sábado el descubrimiento de nuevos cuerpos en las ciudades en las que las aguas se han retirado en parte. Pero han decidido que no comunicarán el número de víctimas hasta el fin de las operaciones de rescate.

Hemos descubierto cierto número de cadáveres en Obrenovac (cerca de Belgrado). La gente tiene miedo de lo que podría descubrir después de la retirada de las aguas”, declaró el primer ministro serbio, Aleksandar Vucic.

Decenas de ciudades de Bosnia y de Serbia han sido invadidas por las aguas desde el miércoles.

Las precipitaciones han disminuido sensiblemente de intensidad el sábado, pero la crecida de los ríos seguía provocando estragos.

Decenas de miles de personas están atrapadas en sus casas o edificios, accesibles solo mediante lanchas.

Maglaj, Doboj y Smaac, en el norte de Bosnia, y Obrenovac, en Serbia, son las más afectadas.

En Bosnia, en la región de Zenica, decenas de aldeas han sido evacuadas tras corrimientos de tierra.

El agua empezaba a retirarse de las ciudades de Maglaj, donde cuatro personas murieron, y de Dodoj, atravesadas por el río Bosna, pero las crecidas se desplazan todavía más al norte. Las regiones de Bijeljina y de Samac son ahora las que están inundadas.

En los alrededores de Bijeljina, hasta 10.000 personas abandonaron durante el día sus hogares para buscar refugio en otro lugar, según un responsable del ministerio de Seguridad, Samir Agic.

Una “catástrofe de proporciones bíblicas”

“Los helicópteros evacuan a mujeres y niños, pero no pueden tomar a todo el mundo. Los pilotos cuentan que mucha gente les hacen señales desde los techos de los edificios”, contó el alcalde de Samac, Savo Minic.

En Serbia, más de 16.000 personas han sido evacuadas de una decena de ciudades siniestradas.

La entrada a la ciudad de Obrenovac, la más afectada, está prohibida por la policía. El sábado, de los 20.000 habitantes de esta ciudad, no quedaba más que un millar por evacuar, indicó a la AFP un policía en el lugar.

La gran estrella serbia de tenis Novak Djokovic lanzó el sábado por la noche un llamamiento a la ayuda comunidad internacional.

“Es una catástrofe total que alcanza proporciones bíblicas, quizás las peores inundaciones jamás vistas en Europa”, declaró el número 2 mundial en conferencia de prensa, justo después de su calificación para la final del torneo ATP Masters 1000 de Roma.

En Belgrado, 13 centro de acogida han sido habilitados para recibir a siniestrados. En una sala de deporte, unos 400 refugiados descansan y cuentan su huida.

Los diques a lo largo del Sava cedieron a lo largo de 150 m a proximidad de Obrenovac y las aguas amenazan la central térmica Nikola Tesla que produce el 50% del consumo nacional.

Unos 140.000 hogares están privados de electricidad en Serbia y en Bosnia.

Varios países de la Unión Europea han enviado ayuda a los dos países.

(www.noticias24.com)

Comentarios

SIN COMENTARIOS