Los mejores vinos de Serbia

273

Serbia posee una larga tradición en la producción de vinos y licores. Los vinos de uvas locales, como la Prokupac, son muy apreciados internacionalmente. En todo el país abundan los festivales dedicados al vino y la gastronomía, las rutas por bodegas y las actividades relacionadas con la cultura del vino.

La unión de una tradición vinícola milenaria con la iniciativa de propietarios de pequeños viñedos está haciendo que la ruta de los vinos serbios despunte como propuesta turística novedosa y de calidad a nivel internacional. Además, el creciente interés de la población serbia en el mundo del vino ha dado lugar a la proliferación de festivales, catas y multitud de actividades relacionadas con la enología.
 
El mapa del turismo del vino en Serbia está marcado por la desintegración de Yugoslavia, tras la cual las grandes empresas productoras de propiedad estatal dieron paso a pequeñas bodegas, que se han dedicado en los últimos años a la revitalización de la viticultura. Junto a ellas se ha desarrollado una red de alojamientos rurales que aprovechan las construcciones tradicionales para ofrecer a los visitantes la posibilidad de disfrutar de la naturaleza, las visitas a los viñedos y bodegas y la gastronomía típica con la mayor comodidad. Las rutas conectan las más célebres regiones productoras haciendo que la experiencia sea diversa y completa. 
Serbia produce variedades de vino muy diferentes según la zona: desde el sauvignon blanc de la zona de Vinca, pasando por el tinto hecho de uvas Tamjanika, intenso y afrutado (el favorito de Tito), o el suave vino hecho con la variedad local Prokupac, hasta el Bermet, el vino dulce de la región de Fruska Gora. Uno de los más claros ejemplos de prestigio internacional es el Foal’s Blood, un tinto oscuro, aromático y casi dulce de la región de Potisje, que fue uno de los vinos que se sirvieron en la recepción de la boda del príncipe Carlos de Inglaterra.
Publicado por Turismo Serbia

Comentarios

SIN COMENTARIOS