Los Serbios respiran y viven el baloncesto

426

A diferencia de otros países europeos, Stevan Popevic dijo que la pasión por el baloncesto en Serbia es única.

“El baloncesto es extremadamente importante para nosotros. Diría que ahora mismo es el deporte más popular en Serbia. Nuestro equipo de fútbol no está muy bueno. Y en el baloncesto hemos tenido muchas victorias y campeonatos. Hemos ganado en casi todas las competencias”, dijo Popevic haciendo referencia a la selección de la antigua Yugoslavia, la cual sumó seis medallas olímpicas y otras 10 preseas en Campeonatos Mundiales.

Yugoslavia campeón de mundo en 1998

Yugoslavia fue una de las principales tres potencias de baloncesto en el mundo junto a Estados Unidos y a la Unión Soviética, antes de la disolución del país. La última aparición de Yugoslavia fue en el Campeonato Mundial 2002 en Indianápolis al conquistar la medalla de oro al vencer a Argentina en el partido final,  no sin antes haber sido derrotados por Puerto Rico en la segunda ronda del campeonato.  Ya en ese momento, el conjunto yugoslavo era integrado solo por jugadores nacidos en Serbia y Montenegro.

En el 1991, Croacia, Eslovenia y Macedonia habían logrado la independencia, al igual que Bosnia-Herzegovina un año más tarde.

Después del Mundial 2002, la selección se llamó Serbia y Montenegro hasta el 2006, cuando se produjo otra división y cada región comenzó a jugar por separado.

Desde entonces, Serbia ha fallado en clasificar a las últimas dos Olimpiadas. En el Preolímpico (Eurobasket) del 2007 no consiguió victorias en tres compromisos de la ronda inicial y en el de 2011 acumuló marca de 5-6 en la primera ronda y tampoco pudo colarse entre los mejores seis equipos para optar por el Repechaje Olímpico. Finalizó en la octava posición.

Serbia sí viene de una gran demostración en el Mundial de España 2014 al conquistar la medalla de plata. Cayó en la final 129-92 ante Estados Unidos, mientras obtuvo una cuarta posición en el Mundial de Turquía 2010. Y en el pasado Preolímpico 2015 arribó en la cuarta posición, logrando un boleto para este Repechaje Olímpico.

La selección de básquet es un símbolo de unidad e identidad nacional en el país europeo.

Así que aquí en la ciudad capital de este país hay hambre entre los aficionados por el pase a las Olimpiadas de Río 2016. 

“Para nosotros es bien importante este torneo”, dijo un veterano aficionado serbio identificado como Stefan. “No hemos podido clasificar a las últimas dos Olimpiadas y ahora entiendo que tenemos una gran oportunidad de alcanzarlo en este torneo. Nuestro equipo es bueno. Tenemos buenos jugadores  y un gran coach (Aleksandar ‘Sasha’ Dordevic)”, agregó Stefan con una camiseta de su país.

Milos Teodosic, Bogdan Bogdanovic y Jokic Nikola son las principales figuras del conjunto serbio. Nikola pertenece a los Nuggets de Denver en la NBA, mientras los derechos de Bogdanovic fueron canjeados recientemente desde Phoenix a Sacramento. Posiblemente, Bogdanovic estará saltando a la NBA en la temporada 2017-18. Tiene contrato en Turquía con el Fener. Ulker.

“En la historia, Serbia siempre ha tenido buenos jugadores. Y esta vez, contamos con un grupo muy talentoso. Milos es nuestra estrella. Creo que no ha jugado en la NBA porque se siente muy cómodo en Europa. Esta oportunidad de ver a nuestro equipo clasificar a las Olimpiadas no se da todos los días y, por tal razón, estoy aquí. Quiero ser parte de la historia. Compré el paquete completo de boletos y espero ver a mi equipo en la final del sábado. Estamos muy emocionados con esta oportunidad. Soy un apasionado del baloncesto”, manifestó el serbio Milan Kuzmic, por su lado.

Rescatado del archivo de primerahora.com

Comentarios

SIN COMENTARIOS