Mi paso por Serbia

700
 

Llegué a Serbia con una tranquilidad como si estuviese entrando a suelo mexicano, venía de viajar 15 días con mi hermana por distintos países y estaba bastante agotada. Lo único que quería era “establecerme” al menos por una semana en el mismo lugar, estando en Croacia tenía la opción de irme a Montenegro, a Bosnia o a cualquier otro país de los Balcanes por poco dinero si tomaba un autobús.

Pero el agotamiento de estar viajando un día tras otro hacia que repudiara la idea de tomar un autobús por muchas horas, busqué entonces el vuelo más barato desde Croacia y así fue que apeteció: BELGRADE, SERBIA.

No tenía la menor idea de qué hay en Serbia, qué ver, qué hacer, es más tampoco sabía si necesitaba una visa o no. La única vez que había escuchado sobre Serbia fue cuando Ale (que había conocido un día de lluvia viendo el desfile de san Patricio en Dublín) me contó que había vivido allá un par de años y que incluso había aprendido el idioma. Total que ahí voy, Beatriz se compra un vuelo y lo publica en Couchsurfing.

Pese a que esta vez no lo iba utilizar para hospedarme (ya que encontré un airbnb por $24 la semana) siempre lo utilizo para conocer gente, al final del día son los locales los que me pueden mostrar la ciudad, más aún en mi situación en la que no había tenido el tiempo de investigar absolutamente nada.

Me escribió Jovanna.

Me dio su numero de WhatsApp y la agregué para hablar, total me había escrito en español cosas como: ¡no manches que chido que vienes a Serbia, me escribes para hablarnos la neta te va encantar! Es mexicana -pensé.

Una mexicana que vive en Belgrado. Punto.

Como un día antes del viaje me había lesionado el tobillo, estaba casi segura que mi primer parada en Belgrado sería el hospital. Sentí un enorme alivio de tener a Jovanna en el teléfono, si por algo no me entendía con el personal del hospital seguro ella me iba a ayudar con la traducción.

serbia

Llegué a Blegrado con el tobillo mucho mejor, por lo que no se me dio la gana ir al hospital, pero siempre es un alivio saber que viajo con seguro médico.

Total que el primer día hice lo que mejor me sale: Nada.

Al segundo día acorde ver a Jovanna y ¡oh sorpresa!, ¡ella nació en Serbia, sus papás son de Serbia, siempre ha vivido en Serbia!

-pero cómo demonios es que hablas español (mexicano) tan bien?

-POR CULPA DE TELEVISA! imagínate que todas las tardes desde que era niña me iba a casa de mi abuela y ya sabes cómo son las abuelas de “siéntate mijita, come come, tienes más hambre…” pues la mía NO, porque si estaba la novela ni me pelaba, entonces crecí escuchando español y así lo aprendí.

(Palabras textuales de Jovanna, incluyendo el “mijita”).

Pasé la tarde entera caminando por Belgrado con ella, me contó cosas como que acá todo mundo entiende el español, todos lo aprendieron de la misma forma, algunos (como ella) lo pueden hablar perfectamente y otros sólo lo entienden. También me contó que acá se vende TvNovelas, o sea, se echan todos los chismes de la farándula mexicana traducidos a Serbio. Para que me entiendan el nivel y el impacto que han tenido las telenovelas. Ya me había pasado antes cuando conocí a “mi-ahora-ex-novio” libanés al que al decirle que era mexicana, lo primero que me dijo fue: !Ah marimar!🤦🏻‍♀️. y luego me enseño un video de Thalia (entrada de dicha novela) en árabe.serbia

Pero volviendo al tema, Jovanna me contó que RBD llenó dos conciertos aquí y que una de sus telenovelas favoritas fue “Esmeralda” (tuve que googlearla porque no tenía idea de cuál era). Te dejo aquí fotos de todo eso.

 
IMG_5242 2

Caminando a la orilla del Danubio encontré:

  • 2 restaurantes mexicanos
  • 1 señor cantando en español

Me contó también que es parte de los eventos de la embajada de México en Serbia, hasta es amiga del embajador y su familia (con los que además va a cenar de vez en cuando) organizan eventos como el día de muertos o la independencia.

-En las fotos siempre están los mexicanos que viven en Serbia, los que trabajan en la embajada y yo- me dijo.

Creo que Jovanna es más mexicana que muchos mexicanos que conozco.

Además resultó conocer a Ale ¿se acuerdan? la que conocí en Dublín y me habló por primera vez de Serbia y eso no es todo, cuando le pasé mi cuenta de instagram nos dimos cuenta que ya me seguía desde mucho tiempo atrás, antes de que el blog existiera, tenía likes de ella en fotos “muy mexicanas” como en Tequila, Jalisco. Cuando la idea del viaje por el mundo y el blog aún no eran claras. Pero ninguna de las dos nos habíamos dado cuenta, ¡que pequeño puede resultar el mundo!.

Lo que más me gustó de mi tarde con Jovanna fue la emoción con la que me platicaba sobre México, me contó que por fin el año pasado pisó México, después de soñarlo por muchos años.

La emoción con la que me lo platicaba era la misma que yo siento cada que piso un lugar en el que siempre me imaginé estar, me decía: Aún no creo que estos pies tocaron piso mexicano, que hablé español normalmente por la calle y que por todos lados veía su bandera y no la de Serbia.

mi_paso_por_serbia4
IMG_5134
 

El relato del viaje va algo así:

Tenía únicamente €600 en la cuenta, encontró un vuelo por €500 de Oslo, Noruega a la CDMX y lo compró. Sin tener aún suficiente dinero para comprar el vuelo de Belgrado a Noruega. Ahorró durante los meses que faltaban para el viaje, compró el vuelo a Noruega y se fue.

¡Su primer viaje en avión y su primer viaje sola!

Llegó a la ciudad de México donde uno de sus amigos mexicanos ya la esperaba, con una bandera de Serbia en el aeropuerto. Camino por el Zócalo, por Bellas Artes y por muchos barrios de la CDMX.

-Un chavo se me acercó y me preguntó que dónde compré la mochila que llevaba puesta, le contesté  y seguimos hablando, me preguntó que de dónde era y como todo mundo me había dicho que no era seguro hablar con extraños, le contesté que de Guadalajara, me dijo que que chido, que tenía familia allá, qué por dónde vivía y se me ocurrió decirle ¡ah, cerca del centro!, me creyó. Me fui caminando muy contenta porque había pasado como una mexicana cualquiera-

 

Jovanna fue además a Guanajuato, dice que hasta el momento es su ciudad favorita, además de San Miguel de Allende y Cuervanaca.

 
serbia

Conocer a Jovanna y escuchar su experiencia en México, además de reafirmar lo patriota que soy me transmitió esa emoción que se siente cuando uno platica el viaje de sus sueños. Para mí, cada persona que se cruza en mi camino durante este viaje, es una oportunidad de conocer otras maneras de pensar, ver el mundo a través de sus historias, de sus relatos, de las costumbres de su país, en fin, al final del día uno (o al menos yo) no viaja para tomarse la foto con el edificio bonito de fondo, sino para relacionarnos con distintas personas, conocer  y entender que hay muchas maneras de pensar, de ver la vida y de encontrarle el sentido a la misma.

IMG_5353-compressed

Todos los días durante mi semana en Belgrado me encontré con Jovanna y justo dos días antes de irme conocí a un par de Serbios que me hubiese gustado conocer desde el primer día, la buena vibra que sentí con ellos no se las puedo describir, siento que son mi alma gemela serbia, Marko es diseñador industrial y Goran es historiador, por desgracias ellos dos son pareja y yo hago un mal tercio, pero he de decir que me enamoraron, los conocí gracias a CouchSurfing, si aún no tienen un perfil no sé que están esperando, pueden conocer gente maravillosa, (solo haz click en este link para crear tu  perfil).

Me gustaría que ellos dos vivieran cerca de mí para encontrarnos todos los jueves por la tarde para charlar y tomar un café, platicar del origen de las religiones (como lo hicimos durante horas) de la historia de Serbia o de cualquier tontería. Son de esas personas que hacen click contigo desde el primer momento, me hospedé en su casa la última noche. Me hicieron de cenar, además prepararon un postre especial para mí.

FullSizeRender-compressed

Al final del día vimos una película en casa como una familia feliz. Si regreso a Belgrade, definitivamente sería con ellos. Si alguien ha visto “Sense 8” yo juego el papel perfecto de Dani y ellos son Lito y Hernando. Son de esas personas que agradezco a la vida que se hayan cruzado en mi camino y de las que quiero conservar.

Como nota a remarcar dire que Marko ha inventado una lámpara que además hace que puedan crecer plantas bajo su luz, vendió la patente a una empresa China que ya la está vendiendo y ahora esta desarrollando otras cosas padrísimas de las que no les puedo hablar aún, pero sé que algún día será famoso y les diré ¡Yo lo conozco, es mi amigo!. Pueden ver aquí su página web.

Además en Belgrado se respira vida, la gente baila en la calle salsa y bachata cuando en otros lugares necesitas ir a lugares cerrados, cabe mencionar que yo no me podía ir sin hacerlo, bailé salsa en plena calle, afuera de un café que tocaba al ritmo de “Yo no sé mañana” y de Prince Roys, se me acercó un extraño que me invitó bailar muy amablemente, mientras bailábamos además me invito a cenar al día siguiente, pero justo esa era mi última noche.

Belgrade es muy barato, una cerveza de barril de medio litro por ejemplo cuesta entre $1- $1.50 de dólar (digo cerveza porque ya saben que es mi bebida por excelencia) también comí cuanta comida me dijeron que era típica y que no me la podía perder.

Hay ciudades a las que volvería y hay ciudades de las que no me quisiera ir. Belgrado es de la segunda categoría.

 

IMG_5338

Esto es un poquito de mi paso por Serbia, ojalá tengan la oportunidad de venir a conocer este país. Siento que si tuviera que poner un ejemplo, diría que México y Serbia eran hermanos, nacieron juntos, crecieron juntos pero en un momento uno de los hermanos tuvo que migrar, se mudó al otro continente, aprendió un lenguaje nuevo pero aún en la distancia siguen siendo hermanos, se parecen, se entienden.

Otra cosa muy chistosa fue que en un puesto en la calle comprando agua, el vendedor era un señor de algunos 55 años y cuando le dije que era mexicana me trató de explicar que le encantaba México porque era muy similar a Serbia, Jovanna tradujo todo y se reía porque era justo lo que yo le acababa de decir minutos antes. ¡Señal de que no estoy tan equivocada!.

En Serbia la gente es demasiado amable, date la oportunidad de visitar este país y más que nada de involucrarte con su gente, siempre obtendrás una sonrisa y la mejor disposición, en mi “Escala de amigabilidad” (amigable+amabilidad) si tengo que enumerar del 0-10 les doy 1,000.

En fin, ahora es momento de seguir. Cuéntame tú esas anécdotas que te han marcado durante tus viajes, me encanta leer cosas de este tipo. Recuerda que siempre puedes dejarme un comentario con tu opinión, recomendaciones o dudas.

 

¡TE DESEO SIEMPRE UN BUEN VIAJE!

Bea =)
Fuente: https://bea-trips.com

SIN COMENTARIOS