Monografía “Ejército serbio en la Gran Guerra 1914-1918”

311

monografija-prvi-svetski-ratSerbia perdió en la Gran Guerra alrededor de 1.000.000 de habitantes, incluyendo 400.000 soldados – casi un tercio de la población total. Ninguno de los países que participaron en la Gran Guerra, han pagado tan caro su libertad. La gran fecha, centenario de la Gran Guerra, fue motivo para publicar la monografía “Ejercito serbio en la Gran Guerra 1914-1918” de Dusan M.Bapac,  de la edición del Centro de Prensa “Odbrana”.

En la monografía “Ejército serbio en la Gran Guerra 1914-1918”, en 375 paginas escribe sobre la gran victoria de Serbia en la Primera Guerra Mundial. El historiador doctor en ciencias, Mile Bjelajac, el que es el recensor de esta edición, calificó el libro de Dusan M. Bapac, de una de las mejores visualizaciones del ejército serbio en la Gran Guerra y destacó que se trata de una excelente reconstrucción de la guerra. Un capítulo especial se ha dedicado al armamento que uso el ejercito serbio, dijo Bjelajac y destacó que las fotografías de fusiles, ametralladoras y lanzaminas de excelente calidad. Un capítulo aparte está dedicado a los uniformes que llevaba el ejército serbio. Ninguna película, función teatral, o exposición de museo pueden ser tan verosímiles si no se sabe que aspecto tenían en realidad los uniformes que llevaban los aliados en la Primera Guerra Mundial, o las condecoraciones. Dusan Bapac también dio un aporte importante en la presentación del ejército montenegrino en las páginas de su libro, porque Serbia y Montenegro compartieron en la guerra un esfuerzo único, destacó Bjelajac. Este prestigioso historiador señaló que en el marco de la profesión histórica en Europa se dirigen debates sobre lo que en realidad fue la causa de la Gran Guerra, y detrás de lo que, a su opinión, existe un trasfondo político.

El historiador, Dr. Milos Kovic considera la Primera Guerra Mundial y las Guerras Balcánicas, cimientos de la identidad nacional serbia, es decir lo que ha definido la historia serbia, su identidad y sus recuerdos, de la misma manera como lo habían definido al principio San Sava, el testamento de Kosovo, la Revolución serbia de Karadjordje, o la Iglesia Ortodoxa Serbia. El libro abunda en textos fidedignos. Hablando del intento de efectuar la revisión de ese período de la historia serbia por parte de algunos historiadores, Kovic considera que la mejor reacción a tal situación es el recuerdo de los antepasados, de sus huesos esparcidos por la tierra desde Belgrado hasta Salónica, y de los cementerios militares serbios en Macedonia.

Dušan M. Bapac acentuó que el ejercito serbio se merece este libro el que, con más de 500 ilustraciones, está a un paso de convertirse en película documental. Para poder comprender mejor las hazañas de este, por el numero, pequeño ejercito, pero grande por sus acciones heroicas, el autor leyó varios citados sobre lo que de éste dijeron en primer lugar sus enemigos, y luego los aliados.

El emperador alemán Guillermo dijo sobre el ejército serbio: “Es una lástima que este pequeño pueblo no es mí aliado”. El escritor checo Erwin Kisch, cabo del 9º regimiento de la división austro-hungara y participante de la Batalla de Kolubara escribió: “Recién en Serbia el año 1914 comprendí que la libertad de los pueblos pequeños es una fuerza más poderosa que la violencia de los grandes y poderosos”.

Según Dušan M. Bapac el libro “Ejercito serbio en la Gran Guerra 1914-1918” pueden leerla todos los que no quieren olvidarse de sus antepasados. A los serbios de hoy les resta tratar de ser dignos de sus antepasados y enseñar a los jóvenes el significado de las palabras: carácter, sacrificio, honor, dignidad y amor a la patria.

(La voz de Serbia)

Comentarios

SIN COMENTARIOS