Novak Djokovic y su gesto con una joven que sufre enfermedad incurable

316

El serbio tuvo un simple detalle con una fanática, quien está en cama, pero sigue minuto a minuto su participación en la presente edición de Wimbledon 2015.

tomoka-novak

Novak Djokovic participa en la presente decisión de Wimbledon y todos sus seguidores están pendientes de cada una de sus actuaciones. Quien personifica este ejemplo es una joven japonesa de 19 años, Tomoka Sumitanji. La nipona sigue a ‘Nole’ desde hace un buen tiempo, desde que perdió a su familia en el tsunami que arrasó varias costas de su país en el 2011.

Tras la tragedia de su ciudad (Kasennuna), la joven comenzó a vivir con su tío y el tenis fue un refugio para ella. “Empezó a animar a Djokovic cuando estaba en el colegio,. Entonces, él no era uno de los mejores del mundo, pero le gustaba como trataba a los recogebolas y cómo imitaba a otros jugadores de tenis”, dijo a Radio Televisión Serbia el tío de la joven, Shigeki Sumitanji.

Es así que la admiración nació y Tomoka se hizo una promesa: ver en vivo, aunque sea una vez, un partido del ahora número uno del ATP. En tal sentido, trabajó para juntar el dinero necesario para viajar al país donde esté. Pasó el tiempo y obtuvo una buena cantidad para cumplir su sueño, pero la vida la volvió golpear.

Hace un tiempo le diagnosticaron pancitopenia, una enfermedad incurable que provoca una reducción de glóbulos rojos y blancos, así como de plaquetas. Desde ese momento recibe un tratamiento que la obligan a estar en cama, debido a los sedantes que le medican y solo puede consumir líquidos.

Ante este escenario, el tío contó a la televisora que como el final es inevitable y no puede hacer algo para sanarla, decidió cumpir parte del sueño de su sobrina, pero con dificultades.

Primero envió una carta y un kimono al tenista, pero el paquete no llegó a su destino y fue devuelto a Japón. “Nos estábamos quedando sin tiempo, pero si hubiese llegado, quizás, el recado hubiera acabado en un cuarto donde están las cosas que le regalan”, dijo.

Así, el señor se dirigió a la embajada de Serbia en Tokio, cuyas autoridades pudieron contactarse con el equipo técnico de Novak Djokovic, quien se enteró del caso y firmó una camiseta, la misma que debe estar llegando en los próximos días a Asia.

“Tomoka ha llorado cuando le he dado la noticia y después he llorado yo con las enfermeras. Parece que su cara se ha vuelto a iluminar. Ha dicho que ahora luchará todo lo que pueda para, al menos, poder recibir visitas y agradecer a la gente de Serbia que le ha ayudado”, finalizó.

Fuente: larepublica.pe

Comentarios

SIN COMENTARIOS