Parque nacional Golija

343

Belleza por doquier, naturaleza bien conservada, riqueza animal y vegetal, manantiales, ríos y arroyos de agua clara, monumentos históricos e historia firmemente arraigada, han hecho que el Parque Natural de Golija haya sido declarado por la comisión de la UNESCO la primera Reserva de la Biosfera en Serbia.

Golija, la cordillera más alta del sur-oeste de Serbia, tiene la forma de una S gigante. Mide 32 km. de largo y su cumbre más elevada es Jankov Kamen (1.833 m.). Este pico debe su nombre a la leyenda según la cual Jankov Sibinjanin, a su vuelta de la batalla de Kosovo en 1389, colocó un obelisco de piedra en la cima de la montaña. Muy poco poblada, con muchos caminos de tierra y hierba como una tela de araña que cruza los densos bosques, Golija mantiene su apariencia salvaje, indómita y desaliñada. De hecho, ésta es la fuente de su belleza.

golija-2009-net-14

Llamada también “Montaña del agua”, hay más de 100 manantiales en sus laderas. Golija es una de las pocas cordilleras de Serbia en las que se puede observar el efecto de un glaciar. Además, hay dos lagos pintorescos: Dajicko y Okruglica. Bajo el pico de Crepuljak se encuentran los lagos Pequeño y Gran Kosanin, bautizados en honor al gran botánico e hidrobiólogo serbio Nedeljko Kosanin, que estudió la naturaleza de la región durante años. Golija está cubierta de una extensa masa forestal, generalmente hayedos, aunque hay zonas que tienen características parecidas a las de los bosques húmedos. En sus laderas abundan los pastos y prados. También hay bosques de abetos en los que se conservan varias turberas con ecosistemas específicos y muy singulares. La cordillera cuenta con varias muestras de flora terciaria.

De las más de 900 especies vegetales de la zona, las que más destacan son las plantas endémicas protegidas, como el sicomoro, que sobrevivió a la Era Glacial y aún se conserva en su entorno original. Otras especies de importancia son el acebo, la pícea bedrenica de Pancic y el tomillo Adamovic. Otras áreas botánicas significativas en el monte Golija incluyen bosques de coníferas de hoja larga junto a abetos sub-alpinos. Golija es uno de los centros de diversidad ornitológica más importantes de Europa. En sus bosques viven 45 especies catalogadas como singulares y unas 90 especies candidatas al Libro Rojo de las Aves de Serbia, lo que da una idea aproximada de su relevancia como Reserva de la Biosfera. El resto de la fauna local se limita a especies comunes en el resto de las montañas serbias: zorros, liebres, jabalíes y ciervos.

La belleza de la cordillera y el área que la rodea atrajo a los hombres desde tiempos antiguos. Los gobernantes serbios ya construyeron asentamientos aquí en los siglos XII y XIII. Hoy, los habitantes de Golija viven en completa armonía con la Naturaleza. Pequeñas agrupaciones de casas de madera en las praderas, faldas o tierras bajas son el hogar de personas que se dedican a la madera, al ganado y a la apicultura. La protección de la montaña está integrada en la cultura local. Reza el dicho popular: “Si todos los hombres supiesen que cada árbol es suyo, nunca los cortarían”.

Comentarios

SIN COMENTARIOS