Pascua de resurección – la fiesta más alegre entre los serbios Ortodoxos

1567

 

La Pascua de resurrección es la fiesta más grande y alegre del mundo cristiano Ortodoxos y Catolicos. La Resurrección de Cristo después de la muerte en la cruz en que fue crucificado, es la esencia el sentido de la creencia en la inmortalidad, el Reino Divino y la Providencia en todo lo que ocurre en la tierra.

La Pascua de resurrección es una fiesta itineraria, que siempre se celebra por los Ortodoxos el  primer domingo  después de la luna llena, después de equinoccio primaveral. Le antecede el Gran Ayuno, sobre todo en la última semana, la de Pasión, como se le llama entre los serbios ortodoxos. Todos los días en esa semana, que se cuenta desde el Sabado de Lazaro y la Semana Floral, se llaman Días Grandes, hasta el Domingo Grande, es decir, la Resurrección. La última semana de la Pasión de Cristo, que durante el Gran Ayuno es la más difícil y rigurosa, es para los creyentes una oportunidad de identificarse con el Hijo de Dios, para que en un sentido simbólico resuciten junto con él y venzan a la muerte.vaskrs

Los serbios ortodoxos por costumbre celebran la Pascua o el Día del Señor en la iglesia, cuando tiene lugar la Liturgia Solemne de Pascua. Antes de entrar en la iglesia, se dan tres vueltas alrededor de la iglesia, paseo que acompaña el doblar de las campanas, y el cual concluye con una congregación frente a la puerta de la iglesia, donde el sacerdote, con una cruz, una vela y el incensario en la mano, canta el himno de la Pascua: “Cristo resucitó de los muertos y con su muerte destruyó la muerte y a los que están en la tumba les dio la vida”. La misa matutina de Pascua termina con la Liturgia Solemne, al final de la cual los creyentes se saludan con las palabras: Cristo resucitó, y confirman su fe con: ¡Realmente resucitó!

El símbolo de la Pascua es el huevo pintado, que es a la vez el primer alimento de origen animal después del Gran Ayuno. La costumbre de pintar los huevos se remonta a los tiempos tempranos de la cristiandad, cuando María Magdalena, secuaz de Jesús Cristo, llegó a Roma, donde al emperador Tiberio obsequió un huevo de color rojo, saludándolo con las palabras” ¡Cristo resucitó!”.

Pintando los huevos en Mokrin
Pintando los huevos en Mokrin

En Serbia, los huevos de Pascua se pintan en general de color rojo, con ornamentos multicolores. Es costumbre para la Pascua chocar los huevos uno contra otro. Había la creencia de que quien salga de este ritual con el huevo intacto, tendrá éxito durante todo el año.

Competencia en Mokrin
Competencia de chocar huevos en Mokrin

En este ritual los niños participan con especial alegría. Uno de los juegos antiguos vinculados a la Pascua es hacer rodar el huevo en alguna pendiente, el cual tiene que chocar contra el huevo de otro participante en el juego. En los últimos años en la aldea de Mokrin, en la región de Banat, para la Pascua hay competencias en chocar huevos, en las que toman parte no sólo los lugareños, sino que acude gente de otras aldeas.

El primer huevo de Pascua que se pinta, se solía dejar en un lugar especial de la casa, hasta la siguiente Pascua, como símbolo de protección de toda la familia.

Comentarios

SIN COMENTARIOS