Paunovic dirige la selección sub 20 de Serbia como un ‘community manager’

386

“Tenemos 21 leones que juegan al fútbol con sus corazones y que lo dejan absolutamente todo sobre el césped. Siempre confiamos, siempre creemos”. Veljko Paunovic no se cansa de alabar en cuanto tiene ocasión a la selección sub 20 de Serbia, a la sazón su joven tropa de cachorros a la que lleva ya dos años adiestrando tanto dentro como fuera del rectángulo de juego. En lo deportivo, los resultados hablan por sí solos:semifinalistas en el Europeo sub 19 del pasado año sin perder un solo partido (cayeron ante Portugal en la tanda de penaltis) y a un paso de colarse en la finalísima del Mundial juvenil, que se viene disputando desde fines de mayo en Nueva Zelanda. Mali será este miércoles el último escollo de los Orlici (Pequeñas Águilas) rumbo al que sería el mayor hito en la historia reciente del balompié serbio, en su primera participación en el citado torneo tras el desmembramiento de Yugoslavia y su posterior separación de Montenegro.imagen-sin-titulo (2)

Inteligente, culto, inquieto y siempre presto a coger la maleta para actualizar sus conocimientos como estratega, el que fuera volante ofensivo de un buen puñado de equipos españoles (Atlético, Mallorca, Oviedo, Tenerife, Marbella, Almería y Getafe) está consiguiendo dar una vuelta de tuerca al uso de la tecnología en aras de mejorar las prestaciones de sus pupilos en esta su primera ópera prima en los banquillos. ‘Pauno’ entiende que fortalecer hasta el infinito los lazos del grupo, como le enseñaron su padre, Blagoje, y sus compatriotas Radomir Antic o Bora Milutinovic, es una condición indispensable para poder aspirar al éxito. Con semejante objetivo en el horizonte, el de Strumica ha diseñado su propia hoja de ruta aprovechando su afición por la informática y las redes sociales. Es precisamente este último campo el que más ha ayudado al seleccionador sub 20 serbio a solidificar el ‘todos a una’ que inmortalizó Lope de Vega entre sus jugadores.

Hacer grupo a través de las redes sociales

Facebook, Twitter o Google+ son las plataformas que acostumbra a utilizar para bombardearles de forma constante con información referente a partidos, vídeos con acciones concretas para que las analicen y comenten, entrevistas, propuesta de debates online sobre sus propias actuaciones con sus clubes o preguntas de diversa índole con el objetivo de estimular sus conocimientos y también el intelecto. “Internet y las redes sociales nos permiten seguir juntos aunque no lo estemos físicamente. Complementa y fortalece el trabajo de campo que hacemos cuando nos concentramos o, como en Nueva Zelanda, convivimos durante bastantes días. Es una pasada porque nos ayuda a estar unidos en tiempo real con los teléfonos móviles o la tablet. Y da lo mismo que yo esté en Madrid (donde reside), Veljkovic en Londres o Zivkovic en Belgrado. Tratamos de estimularles con actividades divertidas, fotos, dibujos o gráficos, y su respuesta hasta ahora ha sido excelente. Todos participan y se lo pasan muy bien. Estas técnicas nos ayudan a tener al grupo enchufado y a hacerlo crecer desde la distancia. Además, los chicos de hoy en día pasan muchas horas enganchados a Twitter o Facebook, así que ¿por qué no aprovecharlo en beneficio del equipo?”, explica Paunovic a El Confidencial.

31107269d704ee79836a137dfb853f17

Como si de un avezado ‘community manager’ se tratara, esta suerte deSteve Jobs de los banquillos no para un segundo de darle vueltas a su disco duro tratando de inventar junto a su cuerpo técnico (Marko Mitrovic, Milan Kosanovic, Petar Milcanovic, Nikola Leposavic y Aleksandar Saric) acciones que incentiven el apetito competitivo de sus chicos, pero al mismo tiempo que contribuyan a cincelar su educación en el plano de la cultura deportiva. Una de esas acciones, que ha terminado por convertirse en una especie de catalizador motivacional del equipo, es una infografía que muestra un simpático submarino de color rojo (como el uniforme serbio) que dispara balones en lugar de torpedos, con Pauno y parte de su staff técnico al mando. Los jugadores ocupan el resto de la nave a modo de tripulación y dos de sus ayudantes aparecen ataviados con trajes de neopreno ejerciendo de exploradores en el agua. El jefe de los marineros lo actualiza después de cada victoria cambiando la bandera del barco que acaban de hundir y que aparece en el fondo de ese mar imaginario creado para la ambientación. Ni que decir tiene que los jóvenes talentos a sus órdenes no tardan un segundo en tuitearlo o colgarlo en sus perfiles personales de facebook, paso previo a suviralización en las redes sociales del país balcánico, casi siempre acompañado de algún mensaje o lema ensalzando los valores que guían a este grupo de irreductibles Orlici.

Un Trivial sobre fútbol para que los chicos aprendan

Pese a su perfil innovador en lo tecnológico, el ex internacional balcánico es un romántico del balompié y de su rica historia. Es por ello que otro de sus objetivos es el de animar a sus futbolistas a empaparse del deporte que practican y que, para la mayoría, es ya el medio con el que se ganan la vida. Para lograrlo y, de paso, entretenerlos durante las numerosas concentraciones que han realizado estos dos últimos años en el espectacular centro deportivo que la Federación Serbia tiene desde 2011 en la localidad de Stara Pazova (el mejor de Europa del Este y uno de los mejores de todo el continente), Paunovic se sacó de la manga el trivijalna football (fútbol-trivial). Un divertido juego con preguntas agrupadas en cinco campos: Historia del Fútbol; Táctica; Grandes Nombres; Reglas del juego y Cifras y récords.

seleccion de fudbol serbia

“Yo creo que es la actividad favorita del grupo. Lo pasamos en grande y, al mismo tiempo, nos ayuda a conocer mejor el fútbol. Las preguntas las buscamos los miembros del cuerpo técnico y después nos juntamos todos en el auditorio para el concurso. Se forman equipos y… que gane el mejor”, apunta entre risas un Paunovic que, como el resto de ayudantes, empezaron a dejarse barba al inicio del Mundial “a petición de nuestro portero y capitán, Rajkovic, mientras sigamos por aquí”.

Además del aspecto lúdico de este original trivial, el joven preparador consigue que sus hombres se familiaricen con numerosos conceptos teóricos que posteriormente podrían tener que aplicar en la práctica. Pero también que conozcan al detalle las normas por las que se rige el juego, “algo que no está al alcance de mucha gente que lo practica o habla sobre él. Me parece importantísimo que el jugador conozca bien el reglamento, con sus matices y puntualizaciones, que a veces pueden inducirnos al error si no las sabes. Con este juego intentamos poner los puntos sobre las íes para que luego, cuando estén en la cancha, lo tengan claro”.

Zivkovic, Rajkovic, Veljkovic… Un grupo con mucho futuro

Tecnologías y juegos recreativos al margen, Paunovic se enorgullece por encima de todo de tener a sus órdenes a la que quizás sea la mejor camada de futbolistas serbios de la presente centuria. Algunos de ellos empiezan a sonar con fuerza en las agendas de clubes de pedigrí, caso del interior zurdo a banda cambiada Andrija Zivkovic (Partizan), objeto de deseo últimamente de la Real Sociedad; el portero y capitán Predrag Rajkovic (Estrella Roja), auténtico líder del equipo; el medio defensivo Sergej Milinkovic-Savic (Racing Genk); el lateral zurdo Nemanja Antonov (OFK); el cerebro Nemanja Maksimovic (Astana) o el enganche Filip Jankovic, que esta temporada ha jugado en el Catania.

seleccion de fudbol serbia

Todos aspiran a seguir los pasos del zaguero Milos Veljkovic, que hace un par de años dio ya el salto al fútbol inglés fichando por el Tottenham. Una cantera en plena efervescencia, la balcánica, que sueña con volver a ponerse el mundo por montera como ya hicieran los Suker, Boban, Prosinecki, Jarni o Mijatovic en Chile-87 representando a la extinta Yugoslavia. Un éxito que, a buen seguro, Paunovic incluiría de mil amores en su próxima versión del trivial.

Fuente: elconfidencial.com

Comentarios

SIN COMENTARIOS