“¿Quién les ha dado derecho?”: György Konrád sobre los bombardeos de la OTAN en Yugoslavia

574

Entre el 24 de marzo y el 15 de julio de 1999 los ejércitos de la OTAN bombardearon Yugoslavia. La excusa, proteger a los albaneses de Kósovo, detener el supuesto éxodo forzado de albaneses por culpa de los serbios. Alguno habrá que se lo crea.

otan 2Todavía recuerdo la prensa española sobre la Guerra de Yugoslavia, con desvergonzados periodistas haciendo el papel de coriféos de los criminales de la OTAN (donde se incluye España que también participó, no lo olvidemos), mintiendo y engañando con sus artículos, supuestos expertos que ni siquiera sabían distinguir Eslovenia de Eslovaquia o Eslavonia pero tenían muy claro en sus artículos quién era el “malo” y “quién” el bueno (como si la realidad fuera una estúpida película de Hollywood). Recuerdo también la campaña contra todo aquel que osara levantar la voz frente a la visión manipulada que estaban dando de los acontecimientos, se los(nos) acusaba de ser simpatizantes de Milosevic, o de estar favoreciendo las matanzas interétnicas. No se me olvidará un artículo de no sé qué periódico (seguramente sería El País o El Mundo, que eran los que leía por aquel entonces), en el que el ignorante del periodista (¿de verdad se trataba de ignorancia? ¿o era algo intencionado?) se empeñaba en hablar de la invasión serbia de Croacia, ni siquiera sabía que la región de la que estaba hablando (Krajina), en realidad era desde hacía siglos de población serbia, y esa invasión a la que se refería no era más que la decisión de sus ciudadanos de declararse independientes de Croacia, ya que Croacia se había declarado independiente de Yugoslavia y había aprobado una constitución étnica (Croacia era de los croatas, los demás extranjeros, como los serbios que vivían allí desde hacía siglos). Pero ya sabemos cómo son las cosas, hay quienes tienen derecho a declararse independientes (por ejemplo Kósovo), hay a quienes se les niega ese derecho por principio (Abjazia, Transdniester y otros muchos), dependiendo de si son amigos nuestros o no lo son. Por lo demás ya se encargará la prensa de lavarnos el cerebro y manipular las cosas para justificarnos lo que haya que justificar.

Bombardovanje Nisa

Con este panorama son de destacar aquellas voces que se levantaron contra los bombardeos de la OTAN, muy pocas, es cierto. Peter Handke, por ejemplo, y ya hemos visto las consecuencias que ha tenido para él. En Hungría, sorprendentemente una de las voces que se levantó en contra de los bombardeos fue la de György Konrád. Digo “sorprendentemente” porque Konrád, era y es uno de los intelectuales liberales más destacados de Hungría, anticomunista y liberal yo diría clásico. Una de las voces de la disidencia en la época de Kádár, uno de los que luchó por la caída del régimen comunista, y también uno de los pocos que se atrevió a decir lo que no se debía decir sobre la Guerra de Yugoslavia.

novi-sad-most-nato-bombardovanje

Hay que saber que la Guerra de Yugoslavia tuvo efectos muy graves en Hungría. Son países fronterizos y por ambos cruza el Danubio, importante centro de transporte y comunicaciones. Además la zona norte de Yugoslavia, Voivodina, era una región donde vivían y viven aún importantes minorías húngaras. Por eso el destino de Yugoslavia era algo que afectaba por completo a Hungría y de lo que éste país no podía desentenderse. Por supuesto había diversos puntos de vista extendidos entre la población húngara, por un lado cierta esperanza, en algunos círculos radicales (sobre todo al principio), de que los cambios de fronteras que estaban teniendo lugar afectaran también a Voivodina y Hungría recuperara el territorio perdido de Voivodina. Esa esperanza se fue desvaneciendo con el paso del tiempo y dio paso al rechazo.
bombardovanje-jugoslavije
Por otro la incomprensión y el rechazo de parte importante de la población ante los bombardeos de la OTAN, sobre todo cuando éstos afectaron a los territorios de población húngara de Yugoslavia (por ejemplo el bombardeo sobre Subotica) o a infraestructuras importantes como los puentes sobre el Danubio. Y por supuesto gran parte de la población se creía las manipulaciones de la propaganda de la OTAN para justificar el ataque. Además Hungría acababa de entrar en la OTAN y tenía bases militares norteamericanas en su territorio desde las cuales se lanzaron repetidos ataques contra Yugoslavia. La guerra tuvo también sus consecuencias negativas directas en la economía húngara, que por aquel entonces estaba todavía inmersa en la crísis brutal que supuso la introducción del capitalismo, por ejemplo, cuando la OTAN voló los puentes sobre el Danubio quedó interrumpido el transporte de mercancías a grandes distancias por el río. Además la zona sur del país se llenó de refugiados que huían de la guerra (aunque en realidad eso sucedió desde el momento en que hubo guerra en Yugoslavia). En muchos lugares del sur de Hungría no se encendía la iluminación nocturna por las noches para dificultar un posible ataque, aunque, claro está, eso no podía evitar los “errores”, las bombas que lanzaban contra los serbios y que por equivocación acabaron en territorio húngaro (también en Rumanía o en Bulgaria, recuérdese que un misil llegó incluso a caer en un barrio de las afueras de Sofia, capital de Bulgaria).
BOMBARDOVANJE-1999
Bueno, os dejo aquí el texto de György Konrád, de él se pueden decir muchas cosas, no estoy de acuerdo por completo en la manera en que plantea la situación o la crítica que hace. Pero me parece un documento importante.

Un último apunte, György Konrád es uno de los mejores escritores húngaros actuales, ha sido traducido al castellano en numerosas ocasiones. Por ejemplo, en los últimos años han aparecido en castellano “El reloj de piedra”, “Una fiesta en el jardín”, “Viaje de ida y vuelta”, magníficas traducciones realizadas por Adán Kovacsics. También hay obras suyas anteriores editadas en España, como “El cómplice”.

El original del texto está aquí: http://www.freeweb.hu/cskadar/konrad.htm

Comentarios

SIN COMENTARIOS