SERBIA: De la busqueda del tesoro perdido, los “Plavi”

293

La República de Serbia se encuentra ubicada en los Balcanes, sureste de Europa. Colinda con Hungría, Rumanía, Bulgaria, Albania, Macedonia, Croacia,Montenegro y Bosnia-Hercegovina.

En la época medieval, Serbia fundó un reino que evolucionó hasta convertirse en un imperio en el siglo XIV, abarcando los Balcanes, parte de Hungría y de Grecia. En el siglo XVI el territorio serbio fue conquistado por el Imperio otomano, al que perteneció hasta el siglo XIX, cuando Serbia recuperó su independencia y expandió su territorio. Tras el fin de la Primera Guerra Mundial Serbia formó junto a Croacia, Bosnia-Hercegovina, Eslovenia, Macedonia y Montenegro el Reino de Yugoslavia, que posteriormente se convertiría en la República Federal Socialista de Yugoslavia, que duraría hasta 1992.

Nación con gran tradición deportiva, en Baloncesto es un referente europeo y en tenis posee al actual mejor jugador del mundo, Novak Djokovic. 

Futbolísticamente hablando, los plavi han sido una selección poderosa. Incluso a nivel de clubs, en 1991 el Estrella Roja se proclamó Campeón de Europa, con un equipo en el que militaban jugadores de la talla de Prosinecki, Pancev, Jugovic, Mihajlovic, o Savisevic.

estrella roja

En el periodo de Yugoslavia, la selección disputó varios mundiales (8 de 14), llegando en dos ocasiones a las semifinales. En las Eurocopas, la selección yugoslava tradicionalmente era considerada de las más fuertes. Dos sub campeonatos en los años sesenta así lo avalan.

Desde 1992, tras la desintegración de la República Federal de Yugoslavia, Serbia y Montenegro participó en los Mundiales de Francia `98 (llegando a octavos), y Alemania 2006. Esa nación también fue parte de la Euro de Bélgica y Holanda 2000 (cuartos de final). Ha sido una de las mejores generacionesplavi, en las que estaban jugadores de la talla de Mijatovic, Milosevic, Savisevic, Dejan Stankovic o Mihajlovic.

jugoslavija

En el año 2007, Montenegro se independizó. Serbia ha actuado como nación única desde entonces y su mal momento es un hecho irrefutable, obteniendo solo un billete para una fase final (Sudáfrica 2010). Se pierde está Euro de Francia habiendo caído en un grupo muy, cuanto menos, peleable: Portugal, Dinamarca, Albania y Armenia. Sin embargo, obtuvo solo 7 puntos (se le restaron 3 por los incidentes ante Albania). Pese a ello, insuficiente bagaje para Serbia, quien debía luchar, al menos, la segunda plaza por plantel y por tradición. Momento de reflexionar y hacer mucha autocritica.

Los plavi han perdido ese tesoro genuino que los hacia temibles. Falta ese talento reconocible de los jugadores de los Balcanes, esa magia que si puede apreciarse en jugadores de su archirrival Croacia (Modric, Rakitic…) o Bosnia (Pjanic, Misimovic…). La sensación es que se está quedando atrás. Croacia no ha fallado y está en Francia. Eslovenia ha llegado a la repesca, como Bosnia-Hercegovina. Los plavi no han rozado ni la repesca…

Sin embargo, hay visos para la esperanza. En el Mundial sub-20 de este año Serbia se proclamó campeona del Mundo ante Brasil, con su talento y pasión como sellos de identidad. Rajkovic demostró ser un portero a tener muy en cuenta en el futuro y ya es el titular del Maccabi Tel Aviv, Gacinovic un talento con una notable visión de juego, Zivkovic un lateral maduro para su edad (ya juega en el Partizán de Belgrado) con un guante en la zurda o Milinkovic (titular en el Gante con 20 años, actual campeón de Bélgica).

serbia sub 19

¿Y mientras llega la nueva hornada? El objetivo es Rusia 2018. Dado el periodo delicado, parece difícil llegar. Pero Serbia sabe que no puede dejar pasar otra oportunidad. Actualmente Serbia es entrenada por Radovac Curcic, y digo actualmente puesto que Serbia es uno de los banquillos más calientes de Europa y esto puede cambiar los próximos meses. Es un técnico joven, cuya carta de presentación es haber clasificado al Europeo sub 21 a Serbia a costa de España, actual campeona. Tiene un marcado carácter defensivo. Gusta usar  como formación el 4-2-3-1.

El plantel: la portería la cubre Stojkovic. Veremos si Curcic se atreve a dar la titularidad a Rajkovic. En mi opinión, esta maduro y preparado y las características que requiere, tiene todas.

La defensa es la mejor línea del equipo (siempre que la respetan las bajas). La capitanea Ivanovic, quien este año parece haber pegado un bajón importante. A su nivel, es los mejores defensores del planeta: potente, genial en la marca, rápido y muy peligroso en sus incorporaciones. Su juego aéreo también es sobresaliente. Nastasic, lesionado en estos momentos, es un central con mucha proyección que no ha tenido suerte en su paso por el City. Mitrovic debería ser el otro central. Kolarov ocupa el lateral zurdo. Es un consumado especialista lanzador de faltas. Desde mi punto de vista, Zivkovic está para tener la alternativa en la derecha (pasando Ivanovic al centro).

El centro del campo extraña regularidad, constancia. Matic es la pieza angular: un pivote de altísimo nivel como demostró la temporada pasada en el Chelsea y años anteriores en el Benfica. El problema es que su acompañante no es de su nivel. Se busca acompañante para Matic que pueda liberar un poco al bueno de Nemanja. Gudelj del Ajax parece la mejor alternativa aunque da la impresión de estar muy verde aún. La línea de tres medias puntas/extremos sin ser mala y poseyendo calidad, no termina de funcionar. Ljajic del Inter, tiene calidad y exceso de carácter en ocasiones. Está en un gran momento de forma, es de los que debe dar un paso al frente. Markovic fracasó en el Liverpool y busca su juego en el Fenerbhace pero tiene aún 21 años. Y desborde y talento posee, no se le puede haber olvidado jugar a fútbol. Tadic (Southampton) es el más completo y debe asumir los galones en el juego del equipo. Su olfato goleador y su visión de juego se antojan fundamentales si Serbia quiere estar en Rusia 2018. Y Tosic es un extremo con gol no exento de técnica, muy oportunista. La delantera la ocupa Mitrovic del Newcastle y ex del Anderlecht, donde estuvo goleando y se hizo un nombre. Es un nueve potente, con gol, recursos técnicos y un futuro esperanzador. No tiene recambio actualmente de garantías.

A priori, visto lo visto no está mal. Pero en la práctica se observa que falta liderazgo, talento y compromiso en una selección que históricamente destaca por su fuerte temperamento, compromiso y su calidad. Esos eran los tesoros con los que contaban los plavi y esos son los tesoros que deberá recuperar Curcic si quieren estar en el Mundial de 2018. Mucho que mejorar para estar en Rusia.

Checho Mora             @checointernacio    http://checoslovaquia2012.blogspot.com.es/

Comentarios

SIN COMENTARIOS