¡SERBIA FUE EL CENTRO DEL MUNDO! Cuando nuestro Novo Brdo era más grande que Londres

457

Al menos el historiador turco Dursun-beg escribió a mediados del siglo XV, describiendo Novo Brdo como el “centro de todos los países” y “todos como uno de los mayores yacimientos de oro y plata”. Esto no era una exageración.

En apoyo de esto, el mejor testimonio es que durante el tiempo del déspota Stefan Lazarevic y su sucesor, Djuradj Brankovic, satisficieron el 20 por ciento de la necesidad europea de plata, y después de la fusión de Srebrenica, esa proporción aumentó hasta un 35 por ciento.

Como centro económico de nuestro país antes de la caída a los otomanos por 350 años, era Novo Brdo era considerado como la madre de todas las ciudades serbias, en Kosovo, cerca de Pristina, entregaba una ganancia a los déspotas de más de 200 mil ducados por año. Como resultado, se sacaban al menos  siete toneladas anualmente, y junto con Srebrenica y Rudnik, Serbia producía anualmente 15 toneladas de plata. ¡Esta producción salvó la economía italiana y anuló la crisis monetaria allí a principios del siglo XV!

Durante el gobierno del emperador Dusan el Grande, Novo Brdo se convirtió en una de las minas más importantes del imperio, teniendo su propia hereria de dinero y regalandole al monasterio de Hilandar en 1348, 87 kilogramos de plata. Esto no debería sorprendernos: ¡cien años despues, el déspota Đurađ después de la primera caída de Serbia ante los Otomanos, entrega a la ciudad Dubrovnik para que les guarden 50,000 ducados y casi dos toneladas y media de plata!

No se sabe exactamente cuándo se fundó esta ciudad, pero se sabe que en los registros históricos se menciona por primera vez en 1319, al final del reinado del rey Milutin. El archivo de Dubrovnik conserva la información de que Petrus de Bratosti de Kotor luego compró a la esclava Dražica y a su hija Krasna. Siete años más tarde, Stefan Dečanski informó al duque de Dubrovnik que el representante de la feria Luka Lukarevic en Novo Brdo, no debia nada.

Ciudad sobre otras ciudades

Esta “ciudad de plata y de oro”, como lo describe Konstantin Filozof, esta “montaña plateada y dorada” como la describió un importante testigo de la época, Konstantin Mihailovic, nacido precisamente de Novo Brdo, este centro económico que el cartógrafo veneciano Fra Mauro es marca a mediados del siglo XV en el mapa, contaba que tenia hasta 50,000 habitantes! En comparación, Londres el cual en esa misma época contaba  una décima parte de 10.000, por lo que era cinco veces más pequeña. En los archivos turcos se registraban 887 casas.

Su fuerte estaba ubicado en una colina a 1.100 metros sobre el nivel del mar, y consistía en una Ciudad Inferior más pequeña y más grande que compartía una pared común y estaba conectada por una puerta. En la ciudadela estaba el equipo y probablemente parte de la administración de la ciudad, mientras que en el más grande, donde los rastros de edificios y almacenes ahora son visibles, probablemente vivían los recién llegados y los ciudadanos influyentes.

La mayoría de sus habitantes, sin embargo, vivían en una ciudad cerca de la costa que llamaron Podgrađe, que se extendía aproximadamente un milla de ancho. El camino que se acercaba a la fortaleza, de tres metros de ancho, era construida con adoquines. Novo Brdo era tan grande que se necesitaron siete iglesias para satisfacer las necesidades espirituales de todos sus habitantes. La más importante fue el  la iglesia de Santa Petka, y también había una iglesia sajona. En el centro de Podgrađe estaba la plaza principal alrededor de la cual se desplegaron los edificios públicos y privados más importantes.

Comentarios

SIN COMENTARIOS