Serbia muestra solvencia ante Hungría (82-74)

183

La Selección Serbia se metió en cuartos en un choque en el que ambos acabaron contentos. Los balcánicos, con Kuzmic y Bogdanovic (17) como líderes, por el triunfo y los húngaros por la gran imagen dada

Serbia cumplió los pronósticos y pasó a cuartos de final, eliminando a una Hungría que se va del Eurobasket con muy buen sabor de boca y la cabeza muy alta. Los húngaros volvieron a dar la cara, como en todo el torneo, y solo la diferencia de nivel entre ambos equipos, el mal día de Hanga en el tiro (0/7, con 1 punto) y la diferencia en rebotes (37-24) decantaron la balanza para los balcánicos.

El encuentro empezó con una jugada que sería un buen símil de lo que estaba por venir, con canasta inicial de Kuzmic, el mejor serbio, y respuesta inmediata en forma de triple por parte húngara (Allen), como reflejo de la guerra que iban a dar. En un primer momento no lo pareció. Lucic abrió desde lejos un parcial de 14-0 para Serbia en 4 minutos de pesadilla para su rival: 5 puntos seguidos de Kuzmic, un 2+1 de Marjanovic, Bogdanovic penetrando con alfombra roja… (16-3, m.6).

Cuando Keller se colgó del aro, sus compañeros volvieron a entonarse. Ferencz y Perl metían en el choque a su equipo (16-12, m.8) y a pesar de que Kuzmic estiró la renta al final del primer cuarto (24-16), había partido. En el segundo acto, el propio Kuzmic rivalizaba en protagonismo con Perl, si bien el ritmo del choque lo imponía Serbia, que se volvía a ir de 10 tras un gran aro pasado de Lucic (33-23, m.13). En ese momento, un gran triple de Vojvoda, 5 puntos de Perl y otro acierto de Karahodzic volvían a aumentar la emoción (35-31, m.16), antes de que Bogdanovic volviera a poner las cosas en su sitio al descanso: 48-41.

El encuentro parecía por fin ponerse claramente del lado serbio en el tercer cuarto, con todas las piezas serbias funcionando: anotaba Milosavljevic, hacía daño en la pintura Macvan, seguía mostrando su clase Jovic, se imponía Marjanovic. La defensa, además, hacía estragos, logrando irse por 17 (62-45, m.25) y manteniendo su colchón a final del periodo (69-53).

Hungría tenía muy cuesta arriba el partido, aunque en los dos primeros minutos hizo soñar con una remontada que hubiera sido histórica. Ferencz avisó desde el 6,75, Vojvoda aumentó el pulso y, en la siguiente jugada, otra vez Ferencz acertó desde lejos. Un 0-9 en minuto y medio que pudo ser mayor si, en la cuarta jugada ofensiva del cuarto, el aro no hubiera escupido el triple de Vojvoda.

Serbia, con miedo en el cuerpo, reaccionó con ese sorprendente 69-62 a falta de 8 minutos para el final. Macvan cortó el parcial y, más tarde, entre Marjanovic y Bogdanovic acabaron con la intriga por el resultado final, a pesar de los intentos de Perl y de una Hungría dignísima que, ya sin Hanga ni Vojvoda en pista, creyeron en la machada hasta el bocinazo final (82-74). Serbia, a cuartos.

Por Roberto Anidos publicado en Eurobasket 2017

Comentarios

SIN COMENTARIOS