Te presentamos a los artistas serbios mas influyentes de Europa

Serbia cuenta con muchos artistas y pintores reconocidos a nivel mundial, por lo cual no fue fácil elegir a 10, por no decir a los mejores, pero si a probablemente mas influyentes del siglo XX:

Pavle Jovanović

Conocido por todos como ‘Paja’, Pavle Jovanović nació a mediados del siglo XIX en la encantadora ciudad de Vojvodinan de Vršac. Su padre resultó ser un artista, pero no fue hasta que el joven Paja se trasladó a Viena que los jugos creativos de Pavle se pusieron en marcha.

Cuadro “Montenegrino herido”

Jovanović se convirtió en el orientalista más grande de Serbia, aunque sus retratos merecen tanto elogio como sus aventuras hacia lo poco ortodoxo. Sus obras más conocidas se refieren a eventos históricos serbios, como El herido montenegrino (1882), La migración de los serbios (1896) y La boda del emperador Stefan Dušan (1904).

Đura Jakšić

Si pasea hoy por la famosa calle Skadarska de Belgrado, se encontrará con una curiosa estatua a medio camino de los adoquines. La estatua es de Đura Jakšić, y se encuentra (bueno, se sienta) frente a la casa en la que vivió el famoso romántico serbio durante muchos años. Jakšić era una bestia apasionada por decir lo menos, y su obra salvajemente rebelde y romántica todavía resuena hoy, más de un siglo después de su muerte.

Đura Jakšić

Jakšić era poeta, pintor, escritor, pintor y dramaturgo, pero, sobre todo, era un artista. Él es el estereotipo de “artista problemático” de Serbia.

Nadežda Petrović

Nadežda Petrović ha pasado a la historia como la pintor serbia expresionista más importante de todos los tiempos, pero había más en ella que los trazos de su pincel. Pasó la mayoría de sus años de educación en Munich, una experiencia que resultó vital cuando regresó a Belgrado, trayendo técnicas europeas modernas con ella y arrastrando la pintura expresionista serbia pateando y gritando en el siglo XX.

Nadežda Petrović

Petrović también se ofreció como voluntario en tres guerras y fue un ferviente defensor de la unidad entre las aspirantes a naciones de Yugoslavia, antes de que la fiebre tifoidea le ganara en 1914.

Momo Kapor

Principalmente conocido por sus novelas y colecciones de cuentos cortos, Momo Kapor logró que sus pinturas se exhibieran en los Estados Unidos y Alemania (entre otras), y decidió no mostrar su obra en Belgrado debido a problemas con la forma en que se recordaba a los artistas.

Momo Kapor

Uroš Knežević

La vida de Uroš Knežević fue peculiar por decir lo menos. Considerado el principal retratista serbio del siglo XIX, Knežević pasó la mayor parte de su juventud soñando con irse de su casa y mudarse a Viena. Finalmente logró su sueño, y su obra se exhibió en la capital imperial en la década de 1840. Se sabe muy poco sobre su vida real, pero sus retratos de Karadjordje, Veljko Petrović y otros siguen siendo famosos en todo el país.

Uroš Knežević

Milena Pavlović-Barili

La hija de un famoso compositor italiano, Milena Pavlović-Barili, fue una de las artistas serbias más influyentes del siglo XX. Su trabajo de sobreoferta y tabú adorna galerías de todo el mundo, sus ideas se encuentran a la vanguardia del movimiento surrealista.

Ella nació en Požarevac, y la casa en la que nació es ahora un museo dedicado a su vida. La carrera de Pavlović-Barili alcanzó su punto máximo como ilustradora de Vogue por un corto tiempo antes de morir trágicamente en un accidente a caballo a la edad de 35 años.

Marina Abramovic

En pocas palabras, Marina Abramović es uno de los artistas más controvertidos del planeta en la actualidad. Si perdonas la comparación un tanto perezosa, ella es en gran medida la marmita del mundo del arte. Mejor conocida por su actuación de 2010, The Artist Is Present, Abramović divide a críticos como pocos pueden.

Marina Abramović

Algunos sostienen a Abramović como un genio, otros la rechazan como un charlatán pesado. La artista nacida en Belgrado ha hecho una carrera para impresionar al público, y también ha llevado la participación de la audiencia a un nuevo nivel con su trabajo. Amarla u odiarla, Marina Abramović es verdaderamente única.

Milan Konjović

Una escasez de pintura es una lucha para un artista en el mejor de los casos, pero hubiera sido positivamente catastrófica para el colorista más grande de Serbia. Milan Konjović era conocido por la gruesa capa de pintura en su obra, donde se estableció como una parte vital de la historia artística nacional en seis períodos estilísticos distintos. Desde el comienzo de su fase inicial en 1913 hasta el final de su fase bizantina en 1990, Konjović nació en Sombor y fue una superestrella artística internacional.

Los Mendigos – Milan Konjović

Novak Radonić

Otro pintor de retratos, la obra de Novak Radonić se hizo eco de la de Uroš Knežević, pero con una gran diferencia: el trabajo de Radonić era sobre lo que estaba en el corazón de sus modelos frente a la estética pura. Radonić era un hombre apasionado de Vojvodina conocido por sus exploraciones de las condiciones mentales de sus súbditos, que bien pudo haber sido un escape de sus propios problemas emocionales y conflictos. Este artista espontáneo y errático finalmente bajó sus pinceles para siempre, pero su legado permanece intacto.

Novak Radonić

Katarina Ivanović

Ampliamente considerada como la primera pintora serbia en la historia del arte moderno, Katarina Ivanović tuvo una educación privilegiada por decir lo menos. Creció como miembro de la clase media austrohúngara y aprovechó al máximo sus oportunidades de estudiar en la Academia de Bellas Artes de Viena.

Ivanović partió en sus viajes poco después, regresando eventualmente a Serbia y trayendo nuevas perspectivas sobre la pintura de bodegones con ella. En 1876 se convirtió en la primera mujer miembro de la Serbian Learned Society, que más tarde se convirtió en la Academia de Ciencias y Artes de Serbia.

Katarina Ivanović

Comentarios