Un cuento de hadas de invierno en Belgrado

Seguramente tienes esa prenda favorita que te queda perfectamente, te sientes natural y la guardas con orgullo. Belgrado tiene su temporada, un vestido más adecuado de Belgrado es el invierno.

Belgrado, o Beograd , cómo lo llamamos los lugareños, recibió el nombre de dos palabras serbias Beo – blanco y Grad que significa Ciudad. El invierno es una época del año en que Belgrado  cumple con la promesa dada por su nombre.

La nieve cubre todos los techos y árboles, la decoración de año nuevo ilumina el cielo de las largas noches de invierno y el aire se llena con el olor de la canela y el vino caliente mientras las hermosas canciones de los mercados navideños hacen eco a tu alrededor. Durante su paseo por las calles de Belgrado, la nieve cruje bajo sus pies, la gente  espera feliz para pasar la temporada de fiestas compartiendo su alegría e invita con sus sonrisas a explorar la ciudad.

Después de un ajetreado día explorando, es hora de deleitarse con la cocina serbia y sus especialidades de invierno. Comenzando con Gibanica casera Ajvar , queso y jamón ahumado, con una copa de Rakija caliente, para calentarte el plato principal y Sarma como un manjar de invierno.

El aire está lleno de magia y expectativas, las coloridas mañana en los mercados abiertos de Belgrado y tardes de sol en la fortaleza de Kalemegdan . La bulliciosa ciudad envuelta en blanco, la sinfonía del gusto, el sonido y la luz. Belgrado te espera con los brazos abiertos, impaciente por compartir su invierno.

Traducido al Castellano por Serbios Unidos

Escrito por FILIP KUSTURA

Comentarios