Un viaje gastronómico por las mejores mesas de Serbia

484

Serbia no es un destino habitual para el turista latino. Es un país por descubrir. Hacerlo a partir de su patrimonio gastronómico es una buena opción. En una estancia de cuatro días se pueden conocer los locales más característicos de la cocina serbia en las ciudades de Belgrado y Novi Sad, ejes culturales del país. Belgrado, por su mezcla de tradición y modernidad, y Novi Sad, capital de la Vojvodina y de clara influencia centroeuropea, son las ciudades en las que hemos seleccionado los restaurantes que mejor representan la cultura culinaria serbia.

  • En cuatro días se pueden conocer los mejores locales de Belgrado y Novi Sad.
  • En Belgrado, Madera, Bahus, o Zaplet; Zak y Zeppelin, en Novi Sad.
  • Podemos sumar talleres de cocina, elaboración de quesos o pesca en el Danubio.

Comer en Belgrado

La vitalidad y el hedonismo son el motor de Belgrado, una ciudad que enamora al visitante con una atmosfera llena de energia. Para disfrutar de su gastronomía esta son algunas de las opciones:

Madera

Este restaurante se encuentra en medio de los jardines Tajmasdan, en los que tiene su terraza. Están especializados en carnes y pescados a la brasa, así como en setas y tartares. Destaca su carta de vinos balcánicos. 20/25€ por persona (aprox.).

Bahus

Además de su acogedora y moderna decoración, lo que más destaca de este lugar es su emplazamiento único, ya que se encuentra en la orilla del Danubio. Dispone de un completo menú en el que reúnen recetas tradicionales junto a nuevas elaboraciones propias. 25/30€ por persona (aprox.).

Kalemegdan Terasa

Seguramente, el restaurante con las mejores vistas Belgrado, gracias a su inigualable ubicación: este establecimiento se encuentra dentro de la emblemática fortaleza de Kalemegdan y desde su terraza se ve la confluencia de los ríos Sava y Danubio. 30€ por persona (aprox.).

Zaplet Es uno de los restaurantes más cosmopolitas de Belgrado. Está especializado en cocina fusión. En invierno, cuando la terraza está cerrada, se recomienda reservar. 25/30€ por persona (aprox.).

A la mesa en Novi Sad

En las orillas del rio Danubio nos encontramos con la vetusta capital de la provincia autonoma de Vojvodina, Novi Sad. La ciudad es conocida como la ‘Atenas de Serbia’ y rebosa de cultura y refinamiento.

Zak Se halla a 10 minutos de la fortaleza de Petrovaradin, junto a la Sinagoga. Es famoso por su chef y propietario, Branislav Žakić. Tiene tres zonas, bar, restaurante y jardines, y su especialidad son los platos de temporada y los postres caseros. Poseen una bodega muy cuidada. 20/25€ por persona (aprox.).

Zeppelin El mayor encanto de este restaurante es el propio local, ya que se trata de un barco acondicionado para la hostelería que se encuentra en el Danubio, enfrente de la fortaleza de Petrovaradin. Sus precios son asequibles y presume de pizzas originales y cócteles, además de buen ambiente. 15/20€ por persona (aprox.). Al disfrute gastronómico se le pueden sumar talleres de cocina, bollería, elaboración de quesos, preparación de carnes o actividades de pesca en el Danubio. Estas rutas están especialmente diseñadas para aquellas personas que prefieran acercarse a la cultura serbia experimentando los procesos naturales mediante los que se preparan los productos típicos de la cocina serbia.

Comentarios

SIN COMENTARIOS