Visita Serbia en cuatro días

612

La Oficina Nacional de Turismo de Serbia (NTOS) ha lanzado una propuesta de escapada corta a Serbia coincidiendo con el inicio de la nueva temporada de vuelos directos entre Barcelona y Belgrado operada por Vueling.

Vojvodina-tour-6Esta propuesta incluye visitas a las dos principales ciudades del país, Belgrado y Novi Sad, así como como un recorrido por una de las zonas vitivinícolas más relevantes del sudeste europeo, como es Sremski Karlovci.

“La existencia de un vuelo directo entre Barcelona y Belgrado hace que Serbia esté un poco más cerca. A poco más de 2 horas de vuelo, Serbia se presenta como un destino diferente, económico y repleto de posibilidades” señala Gordana Plamenac, Directora de la Oficina de Turismo de Serbia. La ruta reabierta por Vueling conecta Barcelona y Belgrado entre el 2 de junio y el 29 de septiembre con precios desde 64,99€ para el billete de ida y vuelta.

Petrovaradin_sa_mosta

La propuesta arranca con un recorrido de día por Belgrado, capital serbia. Tras un día visitando el centro histórico de esta ciudad milenaria hemos de reservar fuerzas para conocer de cerca su vida nocturna, reconocida recientemente por Lonely Planet como la mejor del mundo. El segundo día por Belgrado incluye una visita a la red de túneles subterráneos Belgrado Underground, un recorrido en barco por los grandes ríos de Belgrado, el Sava y el Danubio y un paseo y cena en Zemun, antigua villa de pesadores contigua a la ciudad. En el tercer día visitaremos la pequeña localidad barroca de Sremski Karlovci, a tan solo 40 minutos de Belgrado por carretera. Muy cerca de Sremski Karlovci está el parque natural de Fruska Gora, en el que visitaremos alguno de los 17 monasterios medievales escondidos en plena naturaleza. Esta zona es especialmente conocida por sus bodegas y por la elaboración de vinos muy singulares, como es el Bermet. Aprovecharemos la visita para conocer alguna de las bodegas y hacer una cata de los vinos locales. El cuarto y último día de escapada será para visitar la monumental Novi Sad, segunda ciudad del país que está localizada a tan solo una hora de Belgrado. La fortaleza de Petrovaradin, el centro histórico o los restaurantes flotantes sobre el Danubio en los que disfrutar del pescado local son las claves para conocer una ciudad única y muy distinta de Belgrado.

DÍA 1. Belgrado. Fortaleza de Kalemegdan, Calle Knez Mihailova y barrio de Skadarlija. Cena en uno de los mejores restaurantes de la ciudad, Madera (cena por persona con vino 30€ aprox.). Salida nocturna por clubs flotantes del río como Iguana o Frida.

DÍA 2. Belgrado. Paseo en barco por los ríos Danubio y Sava. Visita al Belgrado Underground, una gran red de túneles subterráneos con más de 14km. de extensión. Paseo por Zemun, villa de pescadores a pocos kilómetros de Belgrado. Cena en restaurante Reka con música en directo.

DÍA 3. Visita al centro histórico de Sremski Karlovci. Visita a los monasterios del Parque de Fruska Gora. Comida y cata de vinos en bodega local.

DÍA 4. Novi Sad. Fortaleza de Petrovaradin y centro histórico. Comida en restaurante especializado en pescado.

Comentarios

SIN COMENTARIOS