Visitar Belgrado es estar en la frontera entre los imperios de Oriente y Occidente

250

Su ubicación sin duda le ha marcado a lo largo de su historia y la imponente gran fortaleza de Kalemegdan en la confluencia de los ríos Danubio y Sava, durante milenios ha dado la bienvenida a miles de viajeros,  ha sido conquistada y vuelta a construir por celtas, romanos, eslavos, turcos y austro-húngaros. En la fortaleza se pueden visitar varios museos. Destacan los parques con senderos para perderse y disfrutar del slow travel.

Belgrade, Beograd 26 - Kalemegdan, Pobednik

Antes de llegar a Kalemegdan es imposible no cruzar  la calle peatonal Knez Mihailova. Es una vía con edificios del siglo XIX que marca el devenir comercial de Belgrado. La calle desemboca en Trg Republike (Plaza de la República) rodeada por el Museo Nacional (recientemente rehabilitado y abierto al público para exposiciones temporales) y el teatro Nacional. Al este se ubica el barrio de los artistas, Skardarlija.

Beograd, ulica, knez Mihajlova, ljudi, lajf, ruski carAllí, la calle de Skadarska con todas sus tabernas (Kafanas) son el mejor lugar para probar la gastronomía serbia así como disfrutar de música en vivo.

Skadarlia, Tres Sombreros
Skadarlia, Tres Sombreros

En el sur se ubica la zona de negocios con el parlamento nacional, el ayuntamiento y el antiguo palacio real. En el parque contíguo a la biblioteca nacional está la segunda iglesia ortodoxa más grande del mundo, San Sava.

HramCentar

Y llegamos a un punto imprescindible para un ingeniero como yo. En el distrito de Vracar, un elegante barrio de casas señoriales se encuentra el Museo de Nikola Tesla, donde podremos ver el extenso legado de este gran científico a la tecnología y electricidad. Pero el barrio opulento por excelencia es Dedinje, donde se encuentran las embajadas y mansiones exclusivas de la ciudad. Allí está el Mausoleo de Josip Broz Tito, antiguo presidente de Yugoslavia.

3.-Muzej-25.-maj

Quizás, para los que viajamos en família podemos acercarnos al parque de Usce, una espaciosa área verde donde está el Museo de Arte contemporáneo y el edificio más alto de la ciudad. Lugar perfecto para caminar, correr o sentarse en un café flotante en la ribera del río.

ada-ciganlija-beograd

Durante el verano la población urbana escapa asiduamente a Ada Ciganlija, una pequeña isla que cuenta con kilómetros de cafés en la misma ribera de su lago, numerosos parques y áreas para practicar deporte y, cómo no, multitud de locales nocturnos donde disfrutar de la cálida noche veraniega.

Comentarios

SIN COMENTARIOS