La capital de Serbia es uno de los destinos más desconocidos de Europa a pesar de que sólo queda a unas pocas horas de avión de las famosas capitales Europeas.
Esta ciudad es conocida por haber tenido el cruel destino de sufrir constantes destrucciones, siendo obligada a reconstruirse en más de 40 ocasiones tras soportar aproximadamente 140 batallas repartidas entre distintas guerras.
La Ciudad Blanca (Belgrado nace de dos palabras Bel / blanco y grado / ciudad) no ha tenido más remedio que convertirse en un destino exótico donde la historia y el arte contemporáneo se deja apreciar en cada rincón de sus calles. Pasear por Belgrado es sumirse en el verdadero esplendor del siglo XX gracias sus edificios y monumentos más emblemáticos, que son los que queremos recomendarte en este artículo.
#belgrado #turismo #europa