Los enfrentamientos entre manifestantes y policías comenzaron cuando miles de serbios se congregaron a las afueras del Parlamento para protestar contra las medidas de restricción de movimiento en el país.